Almería y Murcia se alían para que el chumbo sea descatalogado como especie invasora

La chumbera lleva aquí 500 años pero es considerada planta peligrosa por Real Decreto de 2011

Chumbera almeriense afectada por la plaga de la cochinilla
Chumbera almeriense afectada por la plaga de la cochinilla
Manuel León 03:00 • 24 oct. 2014

El chumbo almeriense, unas de las especies vegetales más aprovechadas desde épocas pretéritas en la provincia, se muere por la plaga  de la cochinilla. En los últimos años, la planta, abundante sobre todo en la zona del Levante y el Almanzora, ha sufrido una merma del 80% de su población, según estimaciones de la Delegación Provincial de Agricultura.
Sin embargo, las administraciones nada pueden hacer por invertir en proyectos de investigación que consigan frenar su paulatina desaparición puesto que está considerada especie invasora por Real Decreto desde el 14 de noviembre de 2011.



Como el mejillón tigre
Almería, a través de una petición expresa a la Junta de Andalucía, y Murcia estudian hacer una proposición conjunta para sacarla de ese catálogo que la iguala, por ejemplo, al mejillón tigre en Cataluña o al cangrejo chino, en Canarias.
Más de un centenar de agricultores, propietarios de fincas y cortijos, técnicos ambientales y biólogos, han debatido esta semana sobre la plaga de la cochinilla en la chumbera en el centro Ifapa de La Mojonera.
Participaron el jefe del Servicio de Agricultura, José Antonio Aliaga, Francisco Abad, técnico de la delegación, Francisco González, jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de Murcia, María Dolores Alcázar, del Laboratorio de Sanidad Vegetal de Almería y Carmen García, bióloga del Ifapa.


Quedan solo 1.500 hectáreas
La mayoría de los asistentes mostraron su estupor por la consideración de la chumbera como especie invasora peligrosa, al provenir de América allá por el final del siglo XV.
Algunos de los biólogos participantes consideran, sin embargo, que deber de frenarse la expansión de la chumbera en el Parque Natural de Cabo de Gata porque puede acabar con otras especies endémicas. En la misma situación se encuentra el típico agave almeriense.
Los técnicos agrónomos consideran que su aprovechamiento ancestral para alimentación, ganadería y uso medicinal es indudable y habría que tenerlo en cuenta. De 10.000. hectáreas en Almería, solo quedan unas 1.500.


Valor sentimental
Al margen de consideraciones científicas sobre su peligrosidad para el ecosistema, los mayores de esta provincia no entenderían que se dejara morir a la chumbera. El chumbo, como la algarroba, como el higo, quitaron mucha hambre a esta tierra pobre. Almería tiene mucho que agradecerle a estos frutos carentes de glamour, pero generosos con la gente que vivía en los cortijos, en los pueblos del interior. Antes de que llegara la sofisticación a la cocina, ellos nutrieron durante siglos la despensa de nuestros abuelos.





Temas relacionados

para ti

en destaque