15 millones menos en impuestos y luz para el campo almeriense

Buena acogida al paquete de medidas propuestas por el Ministerio

Luz, calefacción o riegos tiran de la factura eléctrica
Luz, calefacción o riegos tiran de la factura eléctrica

Una propuesta del Ministerio de Agricultura, consensuada con el de Hacienda y Administraciones públicas, tendrá un efecto balsámico para la agricultura almeriense, que verá reducidas sus cargas fiscales, tanto en el sistema de módulos como en la cuota sobre la electricidad, el próximo año.
Los técnicos de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) han sacado la calculadora y han echado sus cuentas para calcular qué puede representar este paquete de medidas, y les sale que en un año el ahorro por explotación supondrá una reducción de unos 650 euros.


Paquete de medidas La propuesta de Agricultura que parece que saldrá definitivamente adelante consiste en introducir en la reforma fiscal una exención del 85 por ciento del impuesto especial sobre la electricidad para los regantes, además de un ajuste en el régimen de módulos definitiva y estructural. Estos últimos cambios tendrían ya efecto en el ejercicio fiscal de 2014, mientras que la exención del impuesto especial se aplicará a partir de 2015.


Ahorro notable La aplicación de ambas medidas supondrá un ahorro global para el regadío almeriense que estará en el entorno de los 15 millones de euros, según las cuentas de Coag, ya que la provincia dispone de alrededor de 28.000 hectáreas de invernaderos, con un tamaño medio de las explotaciones de una hectárea y media.
Tanto Coag como la patronal agraria ASAJA han valorado positivamente estas medidas, aunque aún buscan una reducción mayor de los costes de la electricidad. Para ello ambas organizaciones coinciden en solicitar del Gobierno la puesta en marcha de los contratos flexibles de temporada, para que el agricultor pague por lo que realmente consume.


Técnicas de riego Almería mantiene uno de los cultivos más productivos del país, pero también unos costes energéticos superiores a a mayoría de los regadíos debido a los requerimientos de la producción intensiva. Los sistemas de riego controlado, la iluinación interior o la calefacción en los días más fríos del invierno suponen un coste que ya supone en torno al 30 por ciento de los que soportan los productores. Las renovables se apuntan como una forma de abaratar esos costes.




 

Temas relacionados
Invernaderos Agricultura Impuestos

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería