Lidl prepara su desembarco en la parcela comercial de El Toyo

La promotora Joisán ultima un acuerdo con la cadena alemana de distribución alimentaria

Recreación del futuro área comercial de El Toyo.
Recreación del futuro área comercial de El Toyo.
Manuel León
22:42 • 17 ene. 2023

La cadena alemana Lidl, que cuenta con 14 hipermercados en la provincia de Almería, ha cerrado un acuerdo con la empresa almeriense Joisán para desembarcar en la parcela comercial de El Toyo, como así confirman desde la propia compañía promotora.

Será así esta cadena de distribución, fundada en 1973 por Dieter Schwarz en la localidad de Neckarsulm, la que actúe de locomotora de un suelo comercial que cumple casi dos décadas de espera, desde que empezó a programarse con motivo de los Juegos Mediterráneos de 2005. La crisis inmobiliaria a partir de 2008 frenó, en parte, los planes de desarrollo.

 



La parcela comercial de 82.000 metros segregados de una pastilla total de suelo de 117.000 metros- puede tener por fin un final feliz después de 16 años de dudas. Joisán (Santaella y Joigca), la empresa propietaria de ese cotizado suelo, por la que suspiró la mismísima Cajamar, inició hace unos meses los trámites para su desarrollo urbanístico, que puede servir de motor a una macrourbanización que mantiene todos sus sueños intactos desde que echó andar durante los Juegos Mediterráneo de 2005.


La alianza empresarial, que tiene depositadas muchas esperanzas en esta iniciativa, ha obtenido la p aprobación del Ayuntamiento para un cambio de uso de la parcela de comercial puro a comercial y residencial. De los 82.000 metros brutos del solar, 35.120 serán dedicados a zonas verdes, jardines y parques como suelo público y 41.000 metros a la construcción de un nuevo residencial de viviendas. Arapiles es el estudio de arquitectura contratado por Joisán para el diseño de este ambicioso proyecto que puede hacer resurgir la urbanización junto con el proceso de venta de parcelas del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía ya en marcha. Para poder llegar a este acuerdo, la empresa propietaria ha renunciado a más de 6.000 metros de edificación a cambio del uso mixto, que se dedicarán también a jardines. Joisán pagó por ese suelo de uso terciario al Ayuntamiento en torno a casi 17 millones de euros.



Además de Lidl, Joisan negocia con otros operadores vinculados a la restauración, comida rápida, gimnasio y algún negocio más, sobre un área comercial de 35.000 metros. 





Temas relacionados

para ti

en destaque