‘Andrea’ ya tiene permiso para nacer al sol de Antas

Endesa obtiene la Declaración Ambiental para su planta solar con una inversión de 106 millones

Placas de enegía solar fotovoltaicas instaladas en el Almanzora.
Placas de enegía solar fotovoltaicas instaladas en el Almanzora.
Manuel León
15:32 • 11 nov. 2022 / actualizado a las 15:35 • 11 nov. 2022

Antas, con la que al municipio levantino le ha tocado una lotería de 40 millones vía cobro de tributos, ha obtenido la última autorización que le faltaba: la Declaración de Impacto Ambienta. A partir de ahora, la multinacional italiana Enel, a través de la filial de renovables de Endesa, podrá iniciar la construcción de Andrea en la que pretende invertir 106 millones de euros con una potencia de 250 MW, lo que permitirá evitar la emisión a la atmósfera de cerca de 16.200 toneladas anuales de CO2.


El parque fotovoltaico 'Andrea' seguirá el modelo de sitio de construcción sostenible, cuyos materiales y elementos de obra se donarán posteriormente a la comunidad local para el uso de diferentes entidades. Precisamente este es uno de los ejes del convenio firmado entre Endesa y el Ayuntamiento de Antas, que incluye además colaboración en materia de mejora de la empleabilidad y el asesoramiento para hacer de este municipio almeriense más sostenible.


El proyecto tiene garantizada su evacuación, principal caballo de batalla de este tipo de macroinstalaciones, con la construcción aparejada de la subestación colectora de la Ribina de 132 KV con un presupuesto de 7,2 millones de euros. La futura planta solar antusa supone la expropiación forzosa de más de 200 fincas y un centenar de propietarios.



La instalación, promovida por la filial Enel Power España, tiene una potencia de 250 MW y estará situada en el paraje de La Ballabona. La subestación colectora de La Ribina contará con tres transformadores también para la transformación de la energía producida en los parques eólicos Filabres, Perejiles y la planta solar La Rambla y El Tranco. Esta subestación es colindante  con el nudo de Red Eléctrica de España.


Entre los principales expropiados está Martinsa Fedesa, que en la época de pleno auge del ladrillo, invirtió en la compra de terrenos para construir varios campos de golf en Antas.



También perderán terrenos la Sociedad Agraria de Transformación de Antas, Herederos de María Luisa Soler Herrero o la Sociedad Pacharromán. También Naranjas Jiménez y el propio Ayuntamiento de Antas y la empresa de transporte J. Cano, así como la empresa agrícola Cualin Quality y Simón Fuentes Caparrós, en paraje Zaravelas.





Temas relacionados

para ti

en destaque