El crudo cae por debajo del precio anterior a la guerra

La gasolina y el diésel no han moderado su precio en la misma manera

El crudo cae, el combustible no tanto.
El crudo cae, el combustible no tanto. La Voz
La Voz 10:17 • 10 ago. 2022 / actualizado a las 13:11 • 10 ago. 2022

Cuando el 20 de febrero la Federación Rusa lanzó una invasión por varios frente contra la vecina, pero cada vez más distanciada en lo político, Ucrania, el precio del crudo se disparó de forma prácticamente inmediata, no necesariamente porque la cantidad de crudo se redujese o fuese a reducir de forma inmediata, sino por el miedo que un evento de este tipo suele desatar entre los mercados (que no dejan de estar formados por inversores pequeños, medianos y grandes o institucionales), sobre todo si se tiene en cuenta lo importante que es Rusia en el mercado de las materias primas.

 

Pero como ya demostraron eventos pasados estas fuertes oscilaciones en la cotización son temporales, como por ejemplo la gran caída en los precios del crudo de abril del 2020, cuando el parón mundial provocado por los confinamientos, unido al hecho de que los pozos de extracción no pueden dejar de producir así como así, y que por lo tanto los tanques se estaban llenando de un crudo que ya nadie necesitaba porque no podía ser consumido a la velocidad que se extraía, llevó a que los futuros del West Intermediate Texas llegasen a cotizar en negativo por primera vez en la historia, y que el Brent se desplomase por la necesidad de que se llevasen el crudo que se extraía a pesar de que hubiese que pagar a los compradores por ello, lo que, junto a la pandemia y los confinamientos, ayudó a pintar una imagen de colapso general de los más perturbadora, y sin embargo, desde hace pocos meses la preocupación ya no es el derrumbe de los precios del crudo, sino un alza de los precios tan elevado que ya se ha situado como una de las causas que han impulsado al alza la inflación.



 

El crudo cae, el combustible no tanto



 

Si bien es cierto que el precio del crudo ha caído de forma considerable durante las últimas semanas hasta romper la barrera de los cien dólares, la gasolina y el diésel no han moderado su precio en la misma manera, a pesar de haber experimentado una ligera mejoría, y es que en el precio de la gasolina influyen más factores además del precio del barril de crudo, sea este el que sea.



 

Del crudo se extraen muchos derivados, siendo algunos de los más conocidos los combustibles o el plástico, separándose mediante el destilado, instalaciones que podrían llegar a convertirse en un cuello de botella más junto con el transporte o el almacenamiento en caso de se produzca un incremento de la demanda o si no se producen las necesarias inversiones de mantenimiento o modernización, como podría haber ocurrido en el caso de algunas de estas complejas instalaciones durante la pandemia. Además el euro ha perdido buena parte de su valor frente al dólar estadounidense, lo que supone un incremento adicional de los costes dado que el precio del crudo se mide en dólares, y por eso a pesar de que el precio en dólares sea similar al de incrementos del pasado, el precio en euros no lo es, dado que probablemente la moneda de la eurozona era más valiosa que en la actualidad, cuando se encuentra prácticamente en paridad con el dólar.

  

Instrumento para especular y herramienta geopolítica

 

Además de ser la savia que mueve el mundo, los futuros del crudo son un medio para invertir, ya sea en Plus500 España si no se quieren comprar y vender activos y se prefiere operar con apalancamiento -teniendo en cuenta lo que ello implica - comprando acciones, invirtiendo en algún fondo cotizado centrado en el crudo o directamente en futuros de un solo tipo de crudo, instrumento este último que permite diversificar fácilmente.

 

En cualquier caso, ocurra lo que ocurra con la cotización del crudo en el futuro, esta materia prima continuará siendo una herramienta fundamental en los mercados y por supuesto en El Gran Juego de la geopolítica internacional, ya que obviamente hay que tener muy en cuenta cómo el comercio del crudo beneficia o perjudica al resto de productores y compradores del mismo, ya que entre los primeros se podrán repartir a los muy ricos clientes que dejen de comprar a Rusia por las sanciones, y entre los segundos ya hay quienes obtienen petróleo a buen precio del gigante euroasiático al no haberse sumado al castigo a Moscú, como por ejemplo la India o China.


Temas relacionados

para ti

en destaque