El Alquián puede dormir tranquilo

El gas de Argelia seguirá llegando a la playa de El Perdigal a pesar de las tensiones magrebíes

Estación de recepción de Medgaz en El Perdigal.
Estación de recepción de Medgaz en El Perdigal.
Manuel León
11:00 • 12 jun. 2022

Medgaz, la empresa transportistas de gas natural de Argelia a la Península a través de la playa alquianera, puede dormir tranquila. La decisión de Argelia de romper el tratado de cooperación suscrito en 2002 y de congelar las transacciones bancarias para las operaciones de comercio exterior con España no afectará al suministro ni a los pagos por el gas que España importa del país magrebí.


De hecho, el principal contrato, el que mantiene la española Naturgy (antigua Gas Natural) con la energética estatal argelina Sonatrach, no ha sufrido incidencias hasta el momento. Desde Naturgy inciden en que el contrato no afecta a sus transacciones puesto que el pago se realiza de forma directa.


El contrato con Argelia tiene una validez hasta 2030 y el suministro de ese gas es indispensable para la industria española, entre otras empresas la almeriense Cosentino, además de varias localidades del Levante y del Almanzora.



A favor del gasoducto de El Alquián cuenta que incumplir ese contrato resultaría muy oneroso para Argelia puesto que perdería  pingües ganancias y se enfrentaría a la decisión de un arbitraje internacional por romper un documento firmado. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha advertido esta semana que si la situación de corte del gasoducto acaba afectado al suministro español, el Gobierno de Pedro Sánchez acudiría a los tribunales. 


Lo que sí se revisan cada tres años son los precios del gas argelino que transporta Medgaz y es previsible que, con esta mala relación, Sonatrach apriete para encarecerlo hasta un 30%. Medgaz, con estación de recepción  en la playa almeriense de El Perdigal, está participada  en un 43% por Sonatrach, un 42% por el fondo de inversión Mubadala de Abu Dabi, que compró a Cepsa, y en un 15% por Naturgy.



A su vez, Sonatrach es el cuarto accionista de Naturgy con una participación del 4%.En la actualidad, a Almería llegan 8.400 millones de metros cúbico de gas del desierto argelino. La idea, hasta ahora,  era ampliar en los próximos meses a 10.000 millones de metros cúbicos anuales de gas natural, lo que significa un incremento del 25% con respecto a la actual capacidad del tubo submarino de Medgaz.





Temas relacionados

para ti

en destaque