Almería llena Madrid para enmendarle la plana al ministro

Más de 500 agricultores almerienses exigen precios justos y medidas contra el alza de costes

Manuel León 22:37 • 24 nov. 2021 / actualizado a las 01:28 • 25 nov. 2021

Andrés Góngora se explayaba ayer en todas las televisiones de España con la soltura del que lleva muchas luchas a cuestas. Lo mismo daba que fuera Susana Griso que Isabel Giménez,  que ahí estaba este Andrés I el Batallador como mascarón de proa del agro almeriense comiéndose los micrófonos en la Villa y Corte.


Si hubo 600 agricultores protestando ante el Ministerio de Agricultura, tratando de enmendarle la plana a Planas, 500 eran almerienses y en menor medida de Murcia y Granada, que habían llenado autobuses desde el Poniente y desde el Levante para reivindicar una tarifa especial para la energía eléctrica, medidas fiscales para compensar el aumento de los costes de producción, revisión de los precios de entrada de frutas y hortalizas de terceros países en la Unión Europea, entre otros considerados agravios por el invernadero almeriense.


Allí estaban también Francisca Iglesias de UPA, Antonio José Navarro de Asaja y Juan Antonio González de Coexphal junto a un gran número de la tropa agrícola de la provincia que aseguran no querer seguir perdiendo poder adquisitivo en ese mar revuelto continuo que son las pizarras de las alhóndigas y los lineales de los supermercados.



Hubo tractores rodando por los adoquines madrileños y lanzamiento de tomate genuinamente almeriense frente al rostro pétreo de las dos vírgenes que jalonan la entrada ministerial, frente al chacachá de los vagones de la Estación de Atocha donde algún día llegará un AVE cargado de catetos almerienses. Por haber hubo, tras la marcha por las calles del viejo Madrid, dos espantapájaros que se subieron a la reja ministerial de Planas,  con sus rempujas y con varias docenas de pimientos rojos California diciendo en una pancarta “Estamos en la ruina, no aguantamos más”, mientras lo paisanos del invernadero con el silbato en la boca pitaban más que lo hacía Andújar Oliver.


Se llenó por un día de acento almeriense Madrid. Y el lunes, el ministro volverá a escuchar ese acento en la reunión programada con las organizaciones agrarias. No se vio a Planas recibir a la comitiva almeriense, pero el compromiso del lunes es firme, aseguró Góngora, el hombre que chupó ayer más cámara que Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso juntos.




Temas relacionados

para ti

en destaque