La subida de precios en Almería pone contra las cuerdas a la economía doméstica

El IPC almeriense supera al nacional y al regional sobre todo en alimentos, vestido y calzado

Los alimentos han subido un 1,2% en lo que va de año.
Los alimentos han subido un 1,2% en lo que va de año.
Manuel León
11:18 • 15 oct. 2021

La inflación en Almería sigue disparada y lastrando a las economías domésticas de la provincia. Según los datos oficiales publicados por el Instituto Nacional de Estadística sobre el Índice de Precios al  Consumo, el IPC en Almería se incrementó este mes de octubre un 1% más y presenta una tasa interanual del 3,8%, y un crecimiento del mismo en lo que va de año del 2,6%. 


La tendencia alcista del precio de la luz está provocando un crecimiento desbordado. El IPC se sitúa en la provincia en el 107,92, superando al IPC nacional y regional en 0.03 puntos. Almería y Granada (107,92) son las provincias Andaluzas con el IPC más alto de la Comunidad Autónoma. Los grupos que presentan los incrementos más destacados interanualmente en  Almería son: Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2%), vestido y calzado (1%), muebles y artículos del hogar (1,6%), restauración y hoteles (1,3%), servicios hospitalarios (6,3%), transporte (11%), seguros (3,3%), alojamiento (13,4%), vehículos personales (14,3%) y electricidad, gas y otros combustibles (38,5%). 


Los descensos de precios aparecen en los grupos: cuidado personal (-3,5%), bienes duraderos para ocio (-4,1%), comunicaciones (-2,7%) y artículos textiles del hogar (-1,2%). Carmen Vidal, secretaria general de UGT Almería ha valorado negativamente este repunte de precios y ha incidido en que es imprescindible la subida del Salario Mínimo Interprofesional, ya que el coste de vida se está haciendo insostenible para numerosas economías domésticas y la subida llevada a cabo esta siendo insuficiente para compensar el incremento del nivel de precios. “Es necesario impulsar un Pacto de Estado de la energía que configure un sistema de fijación de precios más justo y transparente, así como impulsar la creación de una empresa pública energética que reequilibre las coordenadas del sector incrementando la competitividad y garantizando el interés general y el poder adquisitivo de los y las trabajadoras”.



La líder sindical ha incidido en la necesidad fomentar el empleo estable y la jornada completa ya que ha dicho “esta pérdida de poder de compra puede generar un nuevo aumento de la desigualdad y de los niveles de pobreza y dificultar la recuperación al afectar a la demanda interna por la insuficiencia de ingresos para consumir”.





Temas relacionados

para ti

en destaque