“En Muebles Mago hemos hecho una revolución en el sector”

La empresaria ha conseguido renovar este negocio que cuenta con una trayectoria de 56 años

César Vargas 07:00 • 18 oct. 2021

Alejandra Abad se hizo cargo de Muebles Mago hace casi siete años. Desde entonces, se marcó un reto: lograr que esta empresa de más de medio siglo de vida, tan arraigada a los almerienses, se adaptase a los nuevos tiempos sin perder su esencia. Mantener la solera en tiempos de revolución. Un desafío que la empresaria ha logrado: “Hay que contextualizar lo que era Muebles Mago antes y lo que es hoy. Muchos almerienses nos conocen y es gracias a ellos por lo que hemos llegado aquí, iniciando una revolución en el sector, e ir hoy a Muebles Mago no es lo mismo que hacerlo hace 30 años ni 10”.


La digitalización o la actualización constante de las tendencias del mercado son algunos de los componentes que han marcado el cambio, tal y como señala: “Llegué a Muebles Mago en 2015, y se ha visto el cambio a nivel de redes sociales o en el ‘show room’, donde puedes ver todas las tendencias que tenemos a nivel nacional o internacional. Además, es importante tener en cuenta tu esencia, que es la que marca diferencia y transmite tu sello”.


Giro inesperado



Pero la historia de Alejandra Abad, pese a todo, no siempre estuvo ligada al diseño o la decoración. Su abuelo primero y su madre después se hicieron cargo de Muebles Mago, un camino que Alejandra tardó tiempo en emprender. “Cuando creces en el sector del mueble siempre estás escuchando historias o anécdotas sobre clientes y ventas, pero yo no tenía este puesto en mente. Trabajé en el extranjero en otro sector, y este cambio de rumbo fue una sorpresa”, explica.


Aunque ya lleva varios años en Muebles Mago, Alejandra Abad reconoce que “hay muchas cosas que aprender y tengo que dar las gracias a quienes me acompañan, no solo a compañeros o clientes, sino a medios de comunicación, que me han sabido guiar”.



Unos agradecimientos que cobran mayor importancia, si cabe, tras la pandemia. “Ha habido un punto de inflexión importante desde el COVID hasta ahora en el que nos hemos dado cuenta de la necesidad de vivir en un ambiente relajado, que desprenda calor, que nuestra casa sea un hogar. Estos meses que hemos tenido que estar confinados es donde ha cogido relevancia el hecho de darle importancia a la decoración, pero también a la calidad. Ha habido un boom del low-cost, pero lo barato sale caro, y la vida útil del mueble compensa invertir más”, subraya la CEO de Muebles Mago.



Alejandra Abad y el periodista César Vargas con el barrio de Pescadería de fondo.
Alejandra Abad y el periodista César Vargas con el barrio de Pescadería de fondo.Néstor Cánovas


Decoración

Profundizando en los conceptos de diseño y decoración y todo lo que conllevan, Alejandra Abad explica que “desde que nos levantamos vamos recibiendo estímulos de nuestro hogar: el mueble que tenemos en la habitación, el cabecero de la cama, la distribución del baño, la calidad de nuestra cocina… nosotros tenemos en cuenta, incluso, si el cliente quiere orientar la ubicación de los muebles en función de las energías, lo que se denomina ‘feng shui’. Conceptos que hacen que nuestro trabajo no sea solo el de amueblar”.


En relación a esto, la empresaria advierte que “lo más importante es siempre conocer al cliente, que es quien te dice cómo quiere que trabajes. Hay gente que tiene despreocupación absoluta, pero otros te dan unos parámetros sobre estilos o muebles específicos que quieren incorporar y tenemos que integrar”.


Alejandra es consciente, por tanto, de que su trabajo “es una responsabilidad y, por eso, realizamos un estudio, pasamos tiempo con el cliente, analizamos sus necesidades y vemos qué busca. Yo tengo estilos muy definidos. Muy míos. Pero entiendo que cada uno tenga unas preferencias y me gusta jugar con ello”.


Una filosofía con la que, a buen seguro, Muebles Mago sobrevivirá, por lo menos, medio siglo más. La esencia de siempre, pero aires renovados.


Temas relacionados

para ti

en destaque