Adiós al Tiburón

La vieja barraca de pescadores en el Puerto será sustituida por una nueva

Vecinos contemplando el derribo de la vieja taberna de pescadores.
Vecinos contemplando el derribo de la vieja taberna de pescadores.
Manuel León
14:56 • 13 oct. 2021

El Tiburón, un símbolo del viejo muelle de Almería, allí donde se tienden las redes y se fuma tabaco liado, dice adiós a los marineros del barrio de Pescadería; el Tiburón se despide así justo en estos días en los que los barcos de arrastre están amarrados a puerto por el paro biológico.


La piqueta ha derribado la vieja barraca portuaria, abrevadero de la gente de la mar. La excavadora ha convertido en escombros el cartel de la entrada con un escualo pintado, la barra proletaria y todo lo que en ella se despachó durante años y décadas. En ese cubículo diminuto, regentado por Pepiche y por Juan, se ha fraguado la vida de los pescadores del Muelle de Almería, sobre todo en los buenos años, cuando la flota no cabía en la dársena; los buenos años de la Isla de Alborán, de las pesquerías en Larache o Agadir, antes de que Marruecos cerrara sus caladeros. Eso asestó un golpe casi mortal al Puerto pesquero y por ende al viejo Tiburón, donde más se ha jugado al chinchón de toda Almería, donde más café negro y copas de coñá o de berrecha o de anís se ha consumido con los primeros claros del día, donde más se ha discutido sobre el precio del gasóil, sobre dónde se pillan los mejores salmonete, sobre con qué pescado se prepara la mejor cuajadera.


Ha sido derrumbado el Viejo Tiburón, dentro del proyecto de adecuación para nuevos usos del Puerto Pesquero, y algo de la vida de los pescadores se ha ido para siempre, como ayer transmitían miembros de la Policía Portuaria asiduos visitantes. Pero llegará un nuevo Tiburón, como llegó una nueva Casa del Mar, como llegó un nuevo Cinema Paradiso a Giancaldo, justo enfrente, fruto de la adaptación de los locales portuarios. El presidente del Puerto, Jesús Caicedo, y el gerente de Mayfra Obras y Servicios, Francisco Maldonado, que es la empresa constructora, han firmado el contrato de obras con una inversión de 70.336 euros y un plazo de ejecución de tres meses. Será el momento en el que el Tiburón volverá de nuevo a surcar el Puerto de Almería.





Temas relacionados

para ti

en destaque