Cajamar es la séptima entidad de España por número de oficinas bancarias

El sistema financiero provincial sigue comandado por la rural almeriense con 139 sucursales

Una oficina de Cajamar en el centro de Almería.
Una oficina de Cajamar en el centro de Almería.
Manuel León
22:56 • 04 oct. 2021

Almería, a través de Cajamar, mantiene su singularidad dentro del sistema financiero español, manteniendo a los cinco grandes (Caixabank, Santander, BBVA, Sabadell y Unicaja) alejados de la primera posición del ránking provincial por volumen de negocio y número de oficinas. 


La rural almeriense, que tiene como cabecera al Banco de Crédito Cooperativo, se ha aupado a la séptima posición del ránking nacional por número de oficinas, tras los últimos procesos de concentración de entidades que han aclarado un poco el camino de competidores. Suma, el grupo cooperativo almeriense, con los últimos datos del Banco de España a fecha de marzo, 849 oficinas, por delante de Abanca, Kutxabank y Bankinter y del resto de menor tamaño. Por encima tiene la caja que fundara Juan del Aguila a Caixabank (5.938 Oficinas), Santander (2.571), BBVA (2.366), Sabadell (1.592), Unicaja (1.405) e Ibercaja (1.014).


En total hay 125 bancos con oficinas físicas en España. Es de destacar el avance en número de sucursales de Caixabank tras la absorción de Bankia y de Unicaja tras adquirir Liberbank, a pesar del esfuerzo para reducir duplicidades por cercanía de servicios. Santander también ha llevado a cabo un proceso de adelgazamiento de sucursales apostando cada vez más por la banca digital.



El sistema financiero almeriense está comandado por Cajamar con 139 sucursales en la provincia contando las agencias financieras más una unidad móvil itinerante que da servicio a 19 pequeñas poblaciones. Le sigue Caixabank que en la provincia tiene 57 oficinas, Unicaja (56), Santander (30) y BBVA (25).


Almería ha pasado de ser una de las provincias más bancarizadas de España, a estar solo por encima de Huelva (277) en el mapa financiero andaluz. La crisis financiera tocó fondo en 2013 afectando entonces de lleno principalmente a las políticas de expansión de las cajas de ahorro, ahora convertidas en bancos.



La provincia tiene ahora las mismas oficinas bancarias que tenía en 1985, 378. Es decir, 428 menos, según los datos del Boletín del Banco de España. Almería está entre las cinco provincias españolas que más oficinas ha cerrado en diez años.


No obstante, a pesar de las fusiones, la banca pequeña mantiene su presencia en el sistema español y las cooperativas como Cajamar se afianzan en zonas rurales.


Temas relacionados

para ti

en destaque