Una lucha de intereses cruzados enturbia la gestión del agua en la Vega

La Asociación de Pozos y Norias se enfrenta a Cuatro Vegas con la edil Cobos como árbitro

Detalle del encuentro de regantes de ayer en la CASI.
Detalle del encuentro de regantes de ayer en la CASI.

Una veintena de agricultores de la Vega de Almería se han reunido con representantes políticos del Ayuntamiento para afrontar la falta de agua en el Bajo Andarax. Se trata de representantes de la Asociación de Pozos y Norias de la Vega y de la Asociación de Defensa de la Agricultura Almeriense que están en contra de la pretensiones de la Comunidad de Regantes Cuatro Vegas y del Sindicato de Riegos, que conforman CGUAL- en la pretensión de utilizar agua de la desaladora de la capital.


Como representantes políticos en la sala de subastas de Los Partidores de la CASI estuvieron presentes  los concejales del Equipo de Gobierno del PP Margarita Cobos y Juan José Segura, por el PSOE Antonio Ruano, Miguel Cazorla de Ciudadanos y Juan Rojas de Vox.

También asistió el presidente de la Asociación de Vecinos de Costacabana que reclama un mayor control de las aguas residuales que vierten desde la Estación Depuradora de El Bobar hasta el emisario submarino.



Los regantes siguen mostrando su preocupación por las extracciones de agua de la desaladora porque consideran que se hace desde tierra firme y perjudica el nivel de los acuíferos del Andarax y saliniza sus reservas. La concejala Cobos se ha comprometido en el encuentro de ayer a encargar un estudio y ver la viabilidad de que los sondeos verticales de los que se extrae el agua para la desaladora se transformen en verticales y así evitar posibles perjuicios para el agua dulce que los regantes consideran que está siendo afectada.


Los regantes asistentes ayer al encuentro con los concejales del Gobierno y la oposición también quisieron dejar claro que no están conformes con Cgual  y con el convenio que pretende firmar con el Ayuntamiento de Almería para comprar agua desalada.



Sobre este extremo aún no hay un acuerdo, puesto que el Ayuntamiento, a través de la concejala Margarita Cobos, considera que tienen pruebas de que los regantes de Cgual están vertiendo agua depurada al mar en vez de aprovecharla para sus riegos.


Tampoco hay un acuerdo definitivo sobre el precio de este agua desalada. Cgual pretende que se pueda adquirir a un precio similar al que se compró en 2017 y el Ayuntamiento la ofrece a 0,70 el metro cúbico. 

 

Temas relacionados
Agua Comunidades de regantes Vega de Acá

para ti

en destaque