Lo que los clientes se llevan de los hoteles: un problema que crece

Desde toallas, secadores de pelo o mandos a distancia hasta colchones

Las toallas son los objetos más robados por los clientes de los hoteles
Las toallas son los objetos más robados por los clientes de los hoteles La Voz
Antonio Fernández 01:46 • 25 ago. 2021

Desde artículos con un coste notable como toallas, sábanas o secadores de pelo hasta las nimiedades, como las pilas de los mandos a distancia. Los clientes de los hoteles instalados en la provincia de Almería ‘roban’ a diario esos productos que se ofrecen en las habitaciones.


Un problema menor, o no tanto, porque algunas de las cadenas que operan en la provincia señalan que la factura anual originada por esos hurtos, mucho más frecuentes de lo que cabría pensar, les puede suponer un coste superior a los 100.000 euros.


Minidelincuencia
Algunas de esas cadenas, como Hotels o Barceló, han realizado encuestas entre sus clientes en los últimos años y los resultados indican que no se trata de una práctica marginal ya que en torno al 70 por ciento de los usuarios de sus hoteles reconocen haberse llevado algún objeto de valor al finalizar su estancia: eso sí, casi la totalidad indican en sus respuestas que han sido de escasa importancia y más como ‘recuerdo’ que otra cosa.



Esos robos o hurtos se producen en la práctica totalidad de los 151 establecimientos que permanecen abiertos en la provincia, si bien la repercusión económica es mayor en aquellos de superior categoría que son, al mismo tiempo, los que más ‘detalles’ ofrecen en sus habitaciones.


El último censo conocido indica que de esos alrededor de 150 hoteles, repartidos por toda la provincia, casi la mitad pueden ser considerados de alto standing. Tres de ellos son de cinco estrellas y sesenta más tienen concedida la categoría de cuatro estrellas. El resto se reparte entre los de tres estrellas, que suman 25, los de dos estrellas, cuyo número se aproxima a los ochenta, y los de una estrella, que suman 13 establecimientos.



El botín
La lista de los objetos más robados por los clientes de los hoteles es larga y según un estudio realizado por Francisco Canals, son las toallas, los cuadros de las habitaciones, secadores de pelo, mandos a distancia de televisiones o aire acondicionado o sábanas. Llama la atención que entre el ‘botín’ se encuentran las pilas de los mandos o las bombillas, y en algunos casos los ladrones se han llegado a apropiar de algunas obras de arte colocadas en pasillos o recepciones.


El número de denuncias es muy bajo debido a la baja cuantía de lo robado y por las dificultades para acceder a los clientes sospechosos de este tipo de delitos.


Los que más y los que menos
En las encuestas realizadas por las cadenas hoteleras se refleja que los que más roban en los hoteles están los españoles o los argentinos, más del 75 por ciento de los cuales reconocen haberse llevado ese ‘recuerdo’ de los hoteles.


No son mucho mejores los americanos del norte ya que la mitad de ellos aprovecharon su estancia para sustraer algún objeto, aunque de escaso valor, según dicen.


En el otro extremo los nórdicos, con los noruegos a la cabeza de los honrados, y los orientales, coreanos, chinos o japoneses, aunque el 30% confiesan haberlo hecho.


Temas relacionados

para ti

en destaque