El campo reclama que se revise el acuerdo comercial de Marruecos

Ahora que UE ha ‘adelgazado’ con la salida de Reino Unido piden que se reduzca el contingente

Imagen de archivo de protestas por la llegada de producto de Marruecos.
Imagen de archivo de protestas por la llegada de producto de Marruecos. La Voz

El sector hortofrutícola almeriense cuenta con aliados en su batalla por hacer frente a lo que considera como “competencia desleal”, la que se produce en los mercados comunitarios por la entrada de productos agrícolas desde Marruecos y de otros países no comunitarios.


El caso de Marruecos es probablemente el que mayores distorsiones provoca en los mercados de la Unión Europea por la coincidencia tanto en productos, como es el caso del tomate, la judía, el calabacín o la sandía, como en los calendarios, ya que los magrebíes producen en los mismos periodos en los que lo hace Almería.


Esos aliados son los representantes de los gobiernos central y andaluz, la mayor parte de los grupos políticos españoles en el Parlamento Europeo e instituciones empresariales como la Cámara de Comercio o la Confederación Empresarial de la Provincia de Almería (Asempal).



Tratado europeo

Todos ellos, encabezados por organizaciones agrarias o la patronal hortofrutícola Coexphal (Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería), piden una revisión a fondo de un tratado que tiene claras repercusiones en los productores de la provincia, porque el actual permite la entrada de productos marroquíes justo en las fechas en las que se realiza el grueso de las exportaciones almerienses, entre los meses de octubre y mayo.



Les sobran los argumentos, ahora reforzados por el hecho de que la Unión Europea ha ‘adelgazado’ tras la salida del Reino Unido por el conocido brexit, lo que ha supuesto una reducción sustancial del número de consumidores, “sin que ello haya supuesto reducir proporcionalmente la entrada de productos hortofrutícolas no comunitarios”.


Un argumentario que va desde unos costes de producción muy inferiores a los de Almería, con salarios siete veces inferiores y sin un sistema de aseguramiento, ni convenios colectivos similares a los de aquí, hasta la utilización de agroquímicos que no pueden ser utilizados por los productores de la provincia, o la venta irregular de frutas y hortalizas producidas en el Sáhara, pero etiquetados como si fueran marroquíes.

 

Temas relacionados
Campaña agrícola Unión Europea Gobierno de España Junta de Andalucía Internacional Agricultores

para ti

en destaque