Almería, una de las provincias más baratas en las que vivir

Los precios de la vivienda, la alimentación, la restauración o el ocio, por debajo de la media

La vivienda es factor determinante del coste de vida.
La vivienda es factor determinante del coste de vida. La Voz

El Banco de España acaba de publicar un informe en el que recoge cuáles son las capitales y grandes núcleos del país en las que resulta más caro y más barato vivir. El estudio identifica que, obviamente, las grandes urbes como Madrid y Barcelona son los lugares en los que el conjunto de los precios y gastos del hogar son más elevados.


¿Y en Almería?: del informe se desprende que los mayores núcleos poblacionales o residenciales de la provincia se encuentran entre aquellos en los que el coste de la vida resulta más barato. De hecho los municipios de Almería, Roquetas de Mar o El Ejido están entre los quince con un gasto medio más reducido para las familias.


Una de las cuestiones que mayor repercusión tiene en esa estructura del ‘coste de la vida’ es la vivienda y ahí los almerienses resultan claramente beneficiados porque las diferencias de precio del metro cuadrado de vivienda, tanto para la compra como para el alquiler, se sitúan en la parte baja de la horquilla.



La vivienda

De hecho en el conjunto de las provincias andaluzas, sólo Jaén tiene un precio más bajo y, por tanto, precisan de un menor esfuerzo para hacerle frente a la adquisición o al alquiler de una vivienda.



Una vivienda de tipo medio en las áreas urbanas de mayor tamaño de la provincia se sitúa en el entorno de los 1.200 euros por metro cuadrado, un coste que está un 50 por ciento por debajo de los que tienen que afrontar los madrileños, los barceloneses, los valencianos o los que residen en las capitales vascas, poblaciones en todos los casos situadas en el top ten de las más caras.


Si bien con el resto de Andalucía las diferencias son menos acusadas, lo cierto es que los almerienses deben hacer frente a un coste de la vida sensiblemente inferior al de los sevillanos, malagueños, cordobeses o gaditanos. También es menor comparándolo con el que soportan granadinos y onubenses, y sólo los jiennenses necesitan menos recursos para abordar los gastos habituales.


Por otra parte los roqueteros o los ejidenses soportan unos costes que sólo se repiten en algunas localidades de mediano tamaño de las provincias de Sevilla o de Jaén, estando por debajo del resto de los núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes del resto de las provincias andaluzas.


Los salarios

El análisis debería concluir con que vivir en Almería resulta económicamente rentable, pero el informe del Banco de España deja claro que ese índice de supuesto ‘bienestar económico’ está fuertemente condicionado por la estructura salarial de las poblaciones. Como ejemplo el hecho de que los sueldos medios en las ciudades más caras, Madrid y Barcelona, son hasta un 45% por ciento superiores.


Como indican las centrales sindicales, este es un problema que aqueja a la provincia, colocada a la cola del país, junto con las capitales gallegas o extremeñas, en cuando a sueldos medios. Además, en los dos últimos años ese nivel de ingresos se ha deteriorado aún más como consecuencia de la pandemia del coronavirus, la elevación de los índices de desempleo y la precarización del mercado laboral.


En general el coste de los productos o servicios como la alimentación, la restauración, la educación e incluso las gasolinas cuestan menos en Almería que en la mayor parte de las capitales y provincias españolas, excepción hecha de precios que ‘vienen de fuera’ como los de electricidad o telefonía.

 

Temas relacionados
Vivienda Empleo Población Ocio Mercado Inmobiliario Consumo Compras

para ti

en destaque