La fusión de Murgiverde y Agroiris se enfría y puede quedar en pacto comercial

Las compañías hortícolas ven inviable llegar a un acuerdo de integración la próxima campaña

Sede central de Agroiris en El Ejido.
Sede central de Agroiris en El Ejido.

La anunciada fusión de dos ases del invernadero almeriense -Murgiverde y Agroiris- se enfría. Al menos no va a ser posible para la campaña venidera y a lo máximo que aspiran ahora ambas compañías es a un acuerdo de comercialización conjunta. El presidente de la cooperativa de segundo grado, Antonio Sánchez Mozo, esperaba una asamblea de socios este mes de la Sociedad Agraria de Transformación que no se ha producido. “Para hacer una fusión al cien por cien ya es muy tarde, habrá que esperar a otra campaña, pero podemos colaborar comercialmente” declara Sánchez Mozo. El gerente de Agroiris, Juan Antonio Díaz Planelles, por su parte indica que “nuestra próxima asamblea será en septiembre, estamos viendo posibilidades de un acuerdo comercial, pero no de una fusión, hemos hecho a Murgiverde una propuesta sobre ello”.


Ambas comercializadoras iniciaron las conversaciones para una integración el pasado mes de abril. Por parte de la mayoría de los socios de Murgiverde hay predisposición a alcanzar un acuerdo, pero desde Agroiris aún no ha habido un pronunciamiento de la masa social.


En este tiempo se ha trabajado también en la constitución nueva sociedad comercializadora de los productos hortofrutícolas de ambas compañías del Poniente almeriense. Se trata de una fórmula que salvaguardaría la identidad de cada firma al tiempo que llevarían a cabo la comercialización conjunta de la producción en esa nueva sociedad.



Esta iniciativa es una de las varias más que se han barajado para plasmar un acuerdo de fusión que haga más fuerte a la compañía resultante a la hora de vender sus productos bajo contrato a las cadenas de distribución. Sin embargo, la idea de una tercera empresa es aún una idea embrionaria y sobre la que Murgiverde ha exteriorizado dudas sobre su conveniencia puesto que pretende un acuerdo más allá de lo comercial.


Las dos compañías unidas contarían con una producción agregada de más de 400 millones de kilos de frutas y hortalizas y doce centros de trabajo, aportando seis cada una de las firmas. El número de socios global rebasaría el millar, teniendo en cuenta que la Sociedad Agraria de Transformación Agroiris cuenta con 718 socios y Murgiverde con cerca de 500 agrupados por familias, que serían más de 1.600 socios individuales.




 

Temas relacionados
El Ejido Agroalimentación Invernaderos Cooperativas

para ti

en destaque