Almería podría recuperar a los ingleses en agosto

La dependencia de la provincia del turismo británico es de casi el 40% del total de extranjeros

Turistas británicos paseando por las calles del centro de Almería en una imagen de archivo.
Turistas británicos paseando por las calles del centro de Almería en una imagen de archivo.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado la casi segura decisión de suprimir, para finales de julio o principios de agosto, la obligación de cuarentena para todos los viajeros que regresen al Reino Unido desde alguno de los países en la lista ámbar (entre los que se incluye España), siempre que pueda demostrarse que se ha recibido la pauta completa de vacunación.


La industria turística almeriense espera impaciente esta medida para intentar salvar lo que queda de campaña veraniega.


La dependencia de la provincia del turismo británico es máxima. De cada diez turistas extranjeros que vienen a Almería, casi la mitad proceden de  Gran Bretaña, sobre todo en Mojácar y Roquetas de Mar. El último año turístico convencional sin pandemia, el de 2019 que fue récord, llegaron a Almería 1,5 millones de turistas, de los que 356.000 procedían del extranjero y de ellos, 175.000, tenían pasaporte de Gran Bretaña. Además de ello, unos 15.000 británicos residen en la provincia de Almería de forma permanente. 



Se trata de un maná demasiado importante al que Almería ha tenido que renunciar ya en junio y julio. Sobre todo, a través del touroperador Jet2, el principal emisor de turismo inglés en Almería que ha cancelado reservas.


Boris Johnson se ha mostrado este lunes prácticamente decidido a seguir adelante con sus planes, y permitir que Inglaterra regrese el 19 de julio a la plena normalidad después de 16 meses de pandemia. 



Los contagios de la variante delta (procedente de la India) del virus siguen disparados, se duplican cada nueve días aproximadamente y suponen en la actualidad una media de 25.000 diarios. Ayer se registraron 27.334 casos y nueve muertes. Sin embargo, el ritmo de hospitalizaciones o fallecidos es muy inferior al de la ola desatada el pasado enero, y el Gobierno británico atribuye la diferencia a la eficacia demostrada de las vacunas. Ricardo Escudero, de Servigrup, don dos hoteles en Mojácar, es consciente de que la dependencia este verano del turismo nacional va a ser aún mayor que la de otras temporadas. “Podremos salvarnos, pero será por el gasto de los turistas españoles”. 


Para muchos operadores del sector, en el fondo de la decisión del gobernante inglés subyace un motivo económico de que el gasto vacacional  de sus compatriotas se quede por una vez en la Isla en vez de ir a parar a otros destinos turísticos como Almería.

En Almería operan en la actualidad vuelos internacionales desde finales de mayo Easyjet y Ryanair en vuelos a Londres muy contados. También hay trayectos a Bélgica y Luxemburgo y hasta ahí todo.


La clave de que la remontada se esté produciendo a cámara lenta es la de la decisión del Gobierno británico de mantener a España como país de riesgo por la pandemia, con el simbólico semáforo en ámbar que obliga a que los ciudadanos que decidan viajar a España de vacaciones tengan, a la vuelta, que permanecer diez días en cuarenta: un cubo de agua congelada para las expectativas de los hoteleros españoles en general y almerienses en particular. Hasta ahora, Reino Unido solo ha permitido volar sin cuarentena.


 

Temas relacionados
Turismo Mojácar Roquetas de Mar

para ti

en destaque