El mojaquero presidente de SEAT augura que en 2030 los coches serán eléctricos

Wayne Griffiths, que dirige una compañía de 15.000 empleados, pasa unos días libres en Mojácar

Wayne Griffiths junto a su amigo Pedro Asensio en el Kontiki de Mojácar.
Wayne Griffiths junto a su amigo Pedro Asensio en el Kontiki de Mojácar.

Wayne Griffiths es un mojaquero de adopción y de sentimiento desde hace más de 40 años, que fue nombrado presidente ejecutivo de Seat hace ocho meses. Desde entonces no ha parado, desde su despacho de la Diagonal de Barcelona a la emblemática fábrica de Martorell, donde Seat puso a los españoles sobre cuatro ruedas  hace mucho tiempo y ahora quiere electrificar sus desplazamientos.


Hasta que le han llegado sus primeros días de libranza a este rubio de sangre británica y corazón  mojaquero y se ha venido para el Levante almeriense a disfrutar de ese primer tiempo alejado de la moqueta y de los catálogos. Y lo primero que ha hecho Wayne, nacido en 1966, tras dejar las maletas en el Parador de Turismo, ha sido irse al chiringuito Kontiki con su amigo Pedro Asensio a comerse un arroz. Después  ha cogido una sombrilla y la hincado en la playa de Macenas  para disfrutar de las olas y de la arena blanca tratando de aparcar por un día las estrategias de negocio para sus nuevos modelos.


“Estoy feliz porque en el rato que llevo en Mojácar, ya he visto pasar tres Cupra Formentor”, asegura satisfecho el alto ejecutivo.



Wayne, que comanda una plantilla de 15.000 empleados, tiene muy buenas referencias de la actividad de Seat en Almería, a través de los concesionarios de José Antonio Flores y Joaquín Balazote. En Mojácar mantiene una casa y el mítico restaurante El Bucanero, herencia de su padre. “Creo que soy mucho más mojaquero que inglés”, indica.


Su padre Brian, vendedor de coches en Inglaterra, abandonó la Isla y se vino a Mojácar  a principios de los 80, cuando Wayne era aún un niño. Y le tocó conocer todos esos años del esplendor noctámbulo de Budú, Pascha o Tuareg.



Ahora su horizonte es otro, de menos movida y más movilidad, con la comercialización de 600.000 coches anuales. “Estoy muy ilusionado con la venta de un nuevo modelo Cupra Born, cien por cien eléctrico, con 500 kilómetros de autonomía”.


Wayne va más allá y considera que los concesionarios serán empresas solucionadoras de problemas de movilidad. “El futuro es que la gente pueda comprar minutos de movilidad, como se compra una serie de Netflix, el renting se quedará anticuado, como el concepto de propiedad, en 2030 la mayoría de los coches serán eléctricos si los gobiernos los apoyan”.

 

Temas relacionados
Mojácar Seat Vacaciones Coches Energías

para ti

en destaque