El empresario Juan Carrión arrancará 200 hectáreas de olivo para plantas solares

Tabernas, Lucainena y Turrillas tendrán 8 campos que generarán energía para 100.000 hogares

Campo de olivares en las inmediaciones de Tabernas.
Campo de olivares en las inmediaciones de Tabernas.
Manuel León
07:00 • 09 jun. 2021

El empresario almeriense Juan Carrión Cáceres, a través de su sociedad patrimonial Gespater, planea arrancar en torno a 200 hectáreas de olivar para convertir el suelo en futuros campos solares en el desierto de Tabernas.


Se trataría de un contrato de alquiler del terreno a una gran empresa generadora de energía fotovoltaica a cambio de un canon anual, que según precio de mercado fluctúa en torno a los 1.200 euros por hectárea. Entre los candidatos a arrendar esos terrenos a Carrión para generar energía limpia estarían la empresa OHL Industrial, de Juan Miguel Villar Mir, vinculada a Aurinka, de su exconsejero delegado Javier López Madrid, quien ya desarrolla otras plantas en Tabernas. También se posicionaría la energética italiana Enel, principal accionista de la española Endesa. 


Carrión es uno de los principales propietarios de suelo en la zona de Tabernas, con más de 400 hectáreas, junto a la cercana finca de Agrosol también de su propiedad, en Lucainena, con bodega y antiguos zonas de viñedos con una extensión de 1.500 hectáreas. Perteneció a la familia Pers, después pasó a Fadesa, de Manuel Jove y a Fernando Martín (Martinsa), antes de acabar en manos del empresario almeriense.



Carrión inició su actividad olivarera en Tabernas con la compra de terrenos y cultivo de olivar superintensivo (3.000 olivos por hectárea) con regadío por goteo y la puesta en marcha de una almazara en el paraje de El Apargatero. Sin embargo, las críticas de grupos ecologistas y agricultores de la zona por una posible afectación al caudal del acuífero del Río Aguas le han ocasionado críticas a la explotación.


En los últimos dos años vienen proliferando de nuevo, tras una época de parón en la inversión, los campos solares en el  entorno del único desierto de Europa, coronado por la Plataforma Solar como vigía del Campo de Tabernas que ha cumplido ya cuatro décadas.



Por esta nueva edad de oro de las renovables, auspiciada por la imparable descarbonización decretada por Europa, se están reforzando las subestaciones y líneas de evacuación como la de Tabernas de 220 KW. Además de la nueva línea de alta tensión Baza-Caparacena-Vera.


En Tabernas y su zona de influencia existen, en la actualidad, cuatro proyectos  en ciernes desarrollados por la sociedad Aurinka de Javier López Madrid, quien vendió  las instalaciones recientemente al fondo de inversión alemán, Aquila Capital, tras desestimar la operación de compraventa Iberdrola.


Se trata de los proyectos de La Cabrita, a espaldas de la Discoteca Calatrava, en el paraje conocido como la Cueva del Marchante, compuesto por 156.000 paneles solares, en cuya instalación han participado un centenar de trabajadores y está  próximo a inaugurarse, sobre una superficie de 850.00 metros cuadrados y la generación de 85.000 MW, lo que equivale a dotar de energía a 20.000 hogares.


Aurinka tramita también otros tres proyectos más conocidos como Tabernas I, Tabernas II y Ega, en fase de construcción. La empresa Naturgy también está en vías de iniciar la tramitación de otros dos parques solares en el municipio y en la zona de la carretera a Turrillas se sitúa otro parque promovido por Tec y otro más, aún no iniciado en Lucainena rozando Tabernas. 


Quién es el empresario Juan Carrión
Juan Carrión Cáceres fundó, junto a sus hermanos Miguel y José, en Huércal  la empresa J. Carrión en 1980 para el transporte de frutas y hortalizas refrigeradas, con el referente de su padre Juan Carrión Simarro, oriundo de Uleila. El Grupo se ha convertido en el primero del sector en Andalucía, aunque los hermanos han escindido la sociedad. Juan se ocupa de Veinsur,  concesionaria de Volvo. Además es accionista del Banco de Cajamar, a través de la patrimonial Gespater. 


Ecologistas en acción: 'Los pájaros disparando a las escopetas'.

Ante la reciente  proliferación de proyectos de plantas fotovoltaicas, el grupo Ecologistas en Acción ha interpuesto una denuncia ante la fiscalía “por la autorización desproporcionada de este tipo de instalaciones en los términos municipales de Turrillas, Tabernas y Lucainena. Teniendo en cuenta que se trata de un tipo de energía supuestamente limpia, puede interpretarse como esa metáfora del absurdo de los pájaros disparando a las escopetas. Ecologistas considera que “la proliferación de este tipo de plantas industriales en suelo no urbanizable resulta totalmente impropio para la naturaleza de ese suelo”. Lo achacan a que “las promotoras tienen un interés de ahorro económico perjudicando el hábitat”.


Una segunda edad de oro de la energía del sol en la provincia

Durante el pasado año, a pesar del frenazo de la pandemia, se presentaron en la Administración  autonómica 82 solicitudes para desarrollar proyectos de energías renovables que suman una potencia instalada de 1.700 megavatios. 


El mayor interés lo concentran las plantas fotovoltaicas, con 74 proyectos que suman 1.557 MW, si bien también hay iniciativas de parques eólicos y un proyecto de biomasa.


A fecha de 31 de diciembre de 2020, la potencia eléctrica en instalaciones renovables en la provincia de Almería se elevó a 752 MW, un 2,2% más que el año anterior y un crecimiento del 38% en la última década. Entre todas las tecnologías, destaca la eólica con 511,3 MW, lo que representa el 68% del total, seguida de la fotovoltaica.


A favor de las energías verdes en la provincia juegan los nuevos proyectos financiados por Bruselas y denominados Next Generation. Ya se han enviado al Gobierno Central 151 presentados en Andalucía y valorados en 35.000 millones, muchos de ellos relativos a las energías limpias. 


Endesa también tiene previsto desarrollar generación de energía fotovoltaico que neutralice la paralización de la Central Térmica de Carboneras.

 

Almería dispone de una potencia fotovoltaica conectada a red de 213,04 MW y de 1,12 MW en sistemas aislados, lo que supone un 9,91% del total instalado en Andalucía. En los años 2018 y 2019 han aumentado las solicitudes de nuevos proyectos de gran potencia.


En cuanto al número de instalaciones en autoconsumo, es decir, de consumidores de la red eléctrica que generan su propia electricidad a partir de energía solar para autoconsumirla y reducir su factura eléctrica, ha superado en Almería la cifra de 130 al cierre del ejercicio 2019. Así, constan más de 3 MW en instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en esta provincia.


La provincia cuenta en la actualidad con 623 instalaciones fotovoltaicas que vierten a la red. Los proyectos se han disparado y las exigencias de la Unión Europea aceleran su aplicación. 


Temas relacionados

para ti

en destaque