Murgiverde y Agroiris debaten en su fusión sobre crear una comercializadora

Las dos empresas que dialogan desde abril aspiran a cerrar una integración antes del verano

Instalaciones de Murgiverde en El Ejido.
Instalaciones de Murgiverde en El Ejido.

Murgiverde y Agroiris, en vías de llegar a un acuerdo de integración, debaten sobre la constitución de una nueva sociedad comercializadora de los productos hortofrutícolas de ambas compañías del Poniente almeriense. Se trata de una fórmula que salvaguardaría la identidad de cada firma al tiempo que llevarían a cabo la comercialización conjunta de la producción en esa nueva sociedad.


Esta iniciativa es una de las varias más que se están barajando para plasmar un acuerdo de fusión que haga más fuerte a la compañía resultante a la hora de vender sus productos bajo contrato a las cadenas de distribución. Sin embargo, la idea de una tercera empresa es aún una idea embrionaria y sobre la que Murgiverde ha exteriorizado dudas sobre su conveniencia puesto que pretende un acuerdo más allá de lo comercial.


Su presidente, Antonio Sánchez Baños, ha indicado  que “nuestro compromiso es que podamos ganar en solidez y que sea el agricultor el que tenga el poder en la compañía”. Y añade que “estamos barajando varias posibilidades los dos equipos directivos y lo que queremos todos es dar con la fórmula más satisfactoria para nuestros agricultores”.



En lo que están de acuerdo ambas compañías es que el acuerdo de fusión no puede demorarse de cara a que hay que someterlo a la consideración de sendas asambleas de socios a lo largo del próximo junio para poder operar ya unidos a partir del inicio de la próxima campaña en septiembre. 


Las dos compañías unidas contarían con una producción agregada de más de 400 millones de kilos de frutas y hortalizas y doce centros de trabajo, aportando seis cada una de las firmas. El número de socios global rebasaría el millar, teniendo en cuenta que la Sociedad Agraria de Transformación Agroiris cuenta con 718 socios y Murgiverde con cerca de 500 agrupados por familias, que serían más de 1.600 socios individuales. Tanto Murgiverde como  la SAT Agroiris, ambas con domicilio social en El Ejido, han tenido desde su nacimiento vocación por ir asumiendo procesos de concentración de la oferta con incorporación de nuevas compañías.



Murgiverde es una cooperativa de segundo grado, pero con la peculiaridad que solo cuenta con una Junta Rectora para seis empresas satélites. Agroiris se fundó en 1994, a través de la iniciativa de su gerente Juan Antonio Díaz Planelles.

 

Temas relacionados
Agroalimentación Invernaderos Hortalizas y verduras

para ti

en destaque