Cajamar sacrifica su beneficio neto para poder seguir haciendo granero

La cooperativa almeriense gana 14 millones en el primer trimestre y refuerza sus coberturas

El Grupo Cooperativo Cajamar ha disminuido su ratio de morosidad y converge ya con la media española.
El Grupo Cooperativo Cajamar ha disminuido su ratio de morosidad y converge ya con la media española.

Cajamar, que se ha convertido ya en la octava entidad del sistema financiero español por margen de negocio, continúa reforzando sus coberturas ante el actual contexto económico. Los analistas  del Banco de España aconsejan a las entidades que no asuman excesivos riesgos ante un previsible incremento de la mora por la incertidumbre derivada de la pandemia.

 

No obstante, la óptima evolución de los principales segmentos de negocio han permitido al grupo cooperativo que preside Eduardo Baamonde destinar este primer trimestre de 2021 hasta 512 millones a hacer granero: mejorar coberturas, provisiones y saneamientos, así como a seguir reduciendo los activos procedentes de ejecuciones y a elevar solvencias. 



Esa cifra de más de 500 millones de euros supone más de la mitad del resultado obtenido por operaciones financieros. Debido a este plan de ajuste, iniciado hace varios ejercicios, Cajamar obtiene a 31 de marzo un discreto resultado neto de 14 millones de euros producto de esa gestión prudente, que supone un 18,7% menos que el obtenido en el mismo periodo del año anterior.


Desmenuzando las diferentes magnitudes, los recursos gestionados minoristas crecen un 15,3 % hasta los 41.685 millones de euros, principalmente por el aumento en un 23,3 % de los depósitos a la vista y en un 32 % de los fondos de inversión.



La inversión crediticia sana se incrementa un 9,3 % hasta los 32.804 millones de euros, con un crecimiento de 11,8 % del crédito concedido a sector agroalimentario y empresas. 


La gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción interanual del 17,6 %, hace caer la tasa de morosidad en 1,36 puntos porcentuales hasta el 4,46 %, convergiendo por fin con la media sectorial.


El coeficiente de solvencia registra un incremento significativo de 1,1 puntos y se sitúa en el 15,5 %, siendo de destacar la alta calidad de los recursos propios computables. El Grupo, que cuenta con más de 3,5 millones de clientes, eleva a 967.000 el número de clientes digitales -un 14,9 % más que en el mismo trimestre de 2020.


La buena evolución del negocio repercute en el incremento interanual del 13,7 % de los activos totales hasta los 54.794 millones de euros y en el crecimiento del volumen total de negocio gestionado, un 11,29 % más, que alcanza los 89.498 millones de euros.


Por volumen de negocio se sitúa en novena posición del ranking de entidades significativas españolas y en octava por margen bruto, y mantiene su condición de entidad de referencia para el sector primario elevando su cuota de mercado hasta el 15,23 %.


Cajamar cuenta con 5.357 empleados, a través de sus 909 oficinas, tras la apertura en el primer trimestre de este año de una nueva oficina en Vigo, 146 agencias, 1.577 cajeros y a sus canales de banca digital, app y banca móvil.


Cajamar mantiene un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de 11.316 millones de euros a la fecha actual.


 

Temas relacionados
Bancos Consumo Cajamar Agroalimentación

para ti

en destaque