Solo sobrevivirá un astillero en el Puerto de Almería

Sale a concurso la gestión de la lonja del pescado, el hielo y las casetas de armadores

Puerto pesquero y lonja del pescado de Almería.
Puerto pesquero y lonja del pescado de Almería.

La Autoridad Portuaria de Almería ha convocado concurso para la explotación en régimen de concesión de la lonja de pescado y de las naves de armadores del Puerto. El periodo es por diez años y la presentación de ofertas finaliza el próximo once de junio. 

 

    La concesión incluye los siguientes servicios básicos: gestión de la Lonja como centro de manipulación, contratación y comercialización de los productos frescos de la pesca; control de los desembarcos de los productos frescos de la pesca que se produzcan en el Puerto; suministro de hielo; y limpieza de la dársena pesquera.



     El titular que asuma la explotación de la Lonja se hará cargo de la gestión indirecta de la explotación de los locales de armadores, por lo que se encargará de conceder a los armadores las autorizaciones de ocupación correspondientes, así como el mantenimiento, la asignación y la ubicación.


El actual concesionario, la Asociación de Armadores Asopesca, presidida por Mari Angeles Cayuela, presumiblemente volverá a llevar a cabo la explotación. Para optar a este tipo de concesión, se debe ser preferentemente un entidad asociativa del sector extractivo. Asopesca prácticamente aglutina la totalidad de la flota de arrastre y de cerco del Puerto de la capital. 



La última vez que salió a concurso la instalación fue en 2015, resultando adjudicataria Asopesca que ya acumula unos 15 años gestionando la lonja, justo cuando desapareció la Cofradía de Pescadores.


Los concursantes deberán presentar un plan de explotación e inversiones y un listado de tarifas de los servicios a prestar como comisión por venta, tarifa de explotación para armadores, tarifa de uso para compradores, por cajas reutilizables, servicio de torito y por arrendamiento de locales. El hielo se suministra en camiones desde otras localidades, puesto que la fábrica no está activa al no ser rentable su explotación.


El Puerto almeriense está en pleno proceso de renovación. Tras la inauguración del nuevo fondeadero para artes menores van a ser derribadas varias casetas de armadores ya en desuso. También se derribarán viejas naves junto al varadero y  viejos astilleros, aunque se mantendrá el de Loha, el único activo. Almería carece, en la actualidad de servicio de varadero.


 

Temas relacionados
Puerto de Almería Pesca Pescadería Consumo

para ti

en destaque