El reetiquetado de Marruecos suma más de 50 denuncias y ninguna sanción

Organizaciones agrarias alertan de que es un mal para Almería y un riesgo para el consumidor

Cajas de producto marroquí  reetiquetadas en una empresa almeriense.
Cajas de producto marroquí reetiquetadas en una empresa almeriense. Hortoinfo

La vigilancia es activa, pero, hasta ahora, no ha trascendido ninguna sanción en el campo almeriense por reetiquetado de productos hortícolas procedente de Marruecos.


Hace más de un año que la Consejería de Agricultura abrió expediente sancionador a once empresa en la provincia de Almería por esta práctica fraudulenta, pero nada se sabe de su resolución y cuáles son esas empresas  expedientadas. Desde las organizaciones agrarias como Coag, Asaja y UPA, además de la Asociación de empresas exportadoras Coexphal, se ha solicitado a la Administración que se dé ca a conocer la identidad de estas empresas en la picota, pero sin resultado alguno. “Da la impresión como si un velo oscuro hubiese caído sobre las inspecciones sobre la que termina sin saberse absolutamente nada”, indicaba ayer Andrés Góngora, secretario general de Coag Almería.


Las organizaciones agrarias han presentado en el último año más de 50 denuncias por sospechas de ventas de producto marroquí como cultivado en Almería. “La administración nos dice que  han pasado más de 400 inspecciones, pero de su resultado nada sabemos perjudicando a los agricultores locales con una competencia desleal que surge en la propia Almería”, señala Góngora. Esta actividad fraudulenta envuelta en tanto oscurantismo, tiene también un segundo riesgo derivado: que ante una trampa en la trazabilidad, el responsable de la alerta sanitaria sería el campo almeriense, aunque el producto proceda de Agadir. 



Según los análisis realizados por las propias organizaciones agrarias sobre producto cultivado en Marruecos como sandía, tomate o pepino, están al límite de la legalidad en cuanto al uso de productos fitosanitarios, nada comparable al campo almeriense, donde, por ejemplo, en el caso de pimiento, la mayoría de las cosechas obtenidas se realizan mediante control biológico.


Tampoco hay un marco normativo claro en esta actividad del reetiquetado en cuanto a medidas sancionadoras ni en cierres cautelares. También hay supermercados a los que las organizaciones han acusado de esta práctica de falsa trazabilidad. La comisaria europea, Stella Kyriakides, ha comunicado esta semana que en la UE no se ha recibido información de España sobre esta actividad de reetiquetado fraudulento.



 

Temas relacionados
Consumo Campaña agrícola Agroalimentación Unión Europea

para ti

en destaque