Aqualia producirá 20 hectómetros cúbicos de agua desalada en Rambla Morales

Invertirá 100 millones en la remozada desaladora ahora llamada Mar de Alborán

Visita institucional a las instalaciones de la desaladora Mar de Alborán
Visita institucional a las instalaciones de la desaladora Mar de Alborán

Han tenido que pasar más de 15 años y superar innumerables conflictos para llegar a este momento. Hace poco más de un año la desaladora de Rambla Morales pasaba a manos de Aqualia después de que fuera vendida por La Caixa a un fondo de inversión.


La entrada en escena de Aqualia ha supuesto la revitalización de una desaladora que sólo ha llegado a funcionar en pruebas, pero que ahora recupera su objetivo inicial de aportar agua a los regadíos de Almería y de Níjar, dos zonas claramente deficitarias de recursos hídricos.


Un año de plazo
Aún habrá de pasar casi un año para que la planta empiece a prestar servicio, tiempo necesario para concluir las gestiones administrativas y para remozar unas instalaciones que han permanecido cerradas desde el año 2011, mucho tiempo que ha ‘envejecido’ las instalaciones y los sistemas de desalación que en unos casos serán recuperados y en otros sustituidos por tecnologías más modernas.



Para ello la empresa calcula una inversión que, en conjunto, estará alrededor de los 100 millones de euros; un cambio de cara que se acompaña de otro, el del nombre. La de Rambla Morales pasa a denominarse Desaladora Mar de Alborán, un nombre que encierra uno de los motivos declarados por Aqualia como es la apuesta firme por la sostenibilidad, ya que entre las mejoras se incluye la construcción de una central de energías renovables.


El cronograma
La empresa estima que la planta empezará a prestar servicio a principios del 2022, según el proyecto presentado ayer por la empresa Servicios Hídricos Agricultura y Ciudad SL, filial de Aqualia, gestora de los Servicios Municipales de la capital o Níjar, entre otros municipios.



El objetivo final es producir y distribuir 20 hectómetros cúbicos de agua al año en su zona de cobertura, a razón de 60.000 metros cúbicos diarios, para abastecer cultivos en los municipios de Almería y de Níjar. Con esta agua se podrían regar 3.000 hectáreas, el equivalente al 10 por ciento de la superficie regable de toda la provincia de Almería o al 60 por ciento de la superficie cultivada en Níjar.


De esa forma la desaladora Mar de Alborán se postula como una solución al déficit hídrico de la zona, donde los acuíferos están sobrexplotados y presentan niveles bajos con una alta salinidad, lo que provoca que no se pueda cubrir la demanda de agua para riego con las fuentes de agua naturales existentes. 


La inclusión en el proyecto de construir una planta de energía renovable que alimente la instalación, busca hacerla más sostenible para preservar el entorno en el que se encuentra la desaladora, el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Se prevé que la renovable esté lista en el verano de 2022.


Un referente
Durante el acto de presentación de Mar de Alborán, que se celebró ayer en la propia planta, el director de Aqualia en Andalucía, Extremadura y Canarias, Lucas Pérez, afirmaba que el proyecto “es muy complejo” pero que desde Servicios Hídricos se trabaja “para convertir esta infraestructura en un referente tecnológico que impulse la economía de la zona, garantizando agua para riegos y municipios, desde la sostenibilidad, el cuidado del medioambiente y el compromiso social”. 


El encargado de detallar el proyecto fue José Colomina, director de delegación de Aqualia, que ha destacado que el nuevo proyecto se ha diseñado manteniendo el mismo concepto de origen, sin grandes cambios estructurales, aunque incorporando a la planta la tecnología más vanguardista desarrollada en estos últimos años. “Todo ello -afirmó- gestionado bajo tres principios básicos: transparencia, eficiencia y sostenibilidad.”


El acto de presentación del proyecto reunió, bajo estrictas restricciones de aforo y medidas de seguridad por el coronavirus a responsables de las administraciones implicadas en el mismo como los ayuntamientos de la capital y de Níjar o la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, junto con representantes de los regantes del área afectada o técnicos de la Agencia del Agua.


Bienvenida al proyecto
Tanto el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, como la concejal de Níjar, Yolanda Lozano o la delegada territorial de Agricultura de la Junta, Aránzazu Martín, entienden que el paso dado por Aqualia para recuperar la desaladora que se construyó en Rambla Morales es un paso adelante muy importante en esa búsqueda constante que protagoniza Almería en busca del agua que asegure el futuro del motor económico de la provincia.


Martín aseguró que es un paso en ese largo camino por encontrar nuevos aportes y reafirmó el compromiso de la Junta en conseguir superar el reto que constituye que “este 2021 sea el año del Agua para Almería”.

 

Temas relacionados
Aqualia Agua

para ti

en destaque