Comienza una huelga en el campo y los almacenes con pronóstico incierto

Más de 25.000 trabajadores están convocados para hoy 23 y 24, 26 y 28 de diciembre

Envasadoras de tomate en un almacén agrícola almeriense.
Envasadoras de tomate en un almacén agrícola almeriense.

Amanece hoy un día en el campo almeriense condicionado por la convocatoria de una huelga de cuatro días cuyo seguimiento es aún una incógnita y que puede lastrar los ingresos de las empresas en mayor o menor medida en unos días cruciales de campaña.


Los sindicatos UGT y CCOO son los que han programado este paro de cuatro días (23, 24, 26 y 28 de diciembre) para los trabajadores del manipulado en los almacenes que se hace extensible a los trabajadores del campo ante la falta de acuerdo con la patronal Coexphal  para la renovación del convenio colectivo, que expiraron respectivamente en 2018 y 2015.


Las organizaciones sindicales han decidido seguir adelante con la huelga en los días centrales de la Navidad, que concentran una gran actividad por parte de las alhóndigas y comercializadoras para el envío y exportación de frutas y hortalizas a Europa, después de haber “roto las negociaciones” durante el último encuentro este martes con la patronal “al ser imposible llegar a un acuerdo” en materia económica.



Según han explicado los representantes de los trabajadores, durante la última semana se han realizado varias reuniones en la sede del Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) para intentar alcanzar un acuerdo con el fin de desbloquear los convenios de ambos sectores.


“Aunque se había llegado a varios acuerdos, la patronal se negaba a que supusiera una subida económica real en las nóminas de los trabajadores”, han lamentado en relación a las condiciones de trabajo de ambos sectores, que en el caso del manipulado emplea a más de 25.000 personas en la provincia.



Desde Coexphal se matiza que las empresas están dispuestas a cambiar el régimen de salario hora por salario mes como pedían los sindicatos, “pero en la reunión última de ayer ante el Sercla han vuelto a presentar medidas nuevas y a reabrir acuerdos ya cerrados y así se hace muy difícil llegar a un acuerdo”.Las empresas recuerdan que han aceptado pagar por meses durante todo el año como han pedido los trabajadores.


Coexphal ha solicitado a la subdelegación del Gobierno que garantice la seguridad en todos los centros de trabajo. El objetivo de alhóndigas y comercializadoras es abrir con normalidad estos días. 


 

Temas relacionados
Agricultores Campaña agrícola Sindicatos CCOO UGT

para ti

en destaque