Un nuevo hotel abrirá sus puertas en el centro de una ciudad sin turistas

Dos emprendedores ultiman el establecimiento ‘Murallas de Jayrán’ en la calle Antonio Vico

El hotel ha aprovechado muros de una antigua vivienda.
El hotel ha aprovechado muros de una antigua vivienda.

Nuria Oliva y Pedro Herrerías son una pareja de emprendedores que están a punto de protagonizar la hercúlea tarea de inaugurar un hotel con encanto en pleno centro de la ciudad. En tiempos de cierres, en un año en el que lo más común por el efecto de la pandemia ha sido bajar la persiana de establecimientos, Oliva y Herrerías, a contracorriente, se atreven a dar el paso de abrir al turismo cuando no hay turistas.


Se trata de un hotelito situado en la calle Antonio Vico, que da también al callejón del Oro en su parte trasera y que llevará por nombre Murallas de Jayrán Hotel Boutique, frente del añejo hostal Ronixa cerrado hace la intemerata.


El hotel, de cinco habitaciones y una suite, recibe el nombre porque justo se sitúa en el trazado antiguo del lienzo de la muralla medieval que desembocaba en  la antigua Puerta de Pechina bajando desde el Cerro de San Cristóbal.


En ese punto, Nuria y Pedro, sobre los cimientos de una antigua edificación sin protección, han edificado esta casa de huéspedes como un remanso en el que se respira paz a borbotones. Han querido que tenga reminiscencias árabes por el lugar que ocupa, con puertas antiguas de origen musulmán, con claraboyas y  lámparas de la misma inspiración y con un zaguán central. En la parte superior está el ático y en el exterior una poza de agua y una terraza desde la que se contempla La Alcazaba en lontananza.


“El hotel abrirá sus puertas el mes próximo, aunque la obra está concluida a falta de unos remates”, precisa Nuria, una joven abogada que quiere colgar la toga momentáneamente para dedicarse al lanzamiento de este privilegiado hospedaje en el que se servirán también desayunos. Nuria es hija de un emigrante almeriense de Abla a Cataluña que ha decidido regresar a sus orígenes para poner en marcha este nuevo hotel. 



De la antigua edificación se han respetado los muros, la medianera y algunas vigas de la habitación superior y el revestimiento se ha encargado a una empresa especializada en la recreación de espacios antiguos. 


El centro de la ciudad ampliará así su oferta hotelera calle arriba del Hotel La Perla, el establecimiento hotelero más antiguo de la ciudad que aún se mantiene abierto en la Plaza del Carmen, a tiro de piedra de la Puerta de Purchena.

 

Temas relacionados
Hostelería Centro Histórico Crisis económica

para ti

en destaque