El sector del mármol saca provecho a la fiebre por las reformas caseras

Los cambios de suelo, cocinas o baños afectan a la vivienda habitual y a la segunda residencia

Las obras de reforma también crecen en las empresas.
Las obras de reforma también crecen en las empresas.

La fiebre por acometer reformas en el hogar, incentivada por este periodo de confinamiento forzoso, está sirviendo de revulsivo a sectores ligados a la arquitectura y el diseño como es el mármol almeriense de Macael. 


Con la obra civil y residencia en horas bajas en la provincia -Almería es donde más ha bajado la actividad constructora en Andalucía en  los meses consumidos de 2020 según el Instituto de Estadística- las obras menores  domésticas están paliando, en parte, la pérdida de pedidos para obra nueva.


Así lo explica la directora comercial de Mármoles  Sol, Carmen María García, quien argumenta que “poco a poco nos vamos aprovechando de esa  tendencia de cambiar cosas de la casa en este tiempo de pandemia”.


Añade también que “las empresa de Macael tenemos que saber aprovechar esta tendencia y modernizar nuestra actividad y acometer desarrollos de digitalización para acercar nuestro producto único y bien trabajado a los potenciales  compradores”.


 En este mismo sentido, se ha referido Santiago Alfonso, el director de  Márketing de la multinacional Cosentino, con sede en Cantoria; “la pandemia nos ha llevado a un redescubrimiento del hogar y a que las familias y empresas acometan reformas en las viviendas y en las oficinas y centros de trabajo que es una oportunidad para nuestra comarca y una manera de no destruir empleo”.



Las obras en la casa -una reforma del baño, un cambio del pavimento, la eliminación de tabiques o modernización de la cocina- no solo está siendo patrimonio exclusivo de la vivienda habitual, sino que también afectan a la segunda residencia, que cuenta en Almería con una alta tasa. 


La segunda ola de la pandemia ha reforzado el interés de los españoles por las viviendas en municipios de menos de 5.000 habitantes, según un estudio publicado por idealista. Durante el mes de noviembre, el 14,8% de todas las búsquedas de vivienda se produjeron en estos pueblos, mientras en junio, en pleno proceso de desescalada, ese porcentaje se situaba en el 13,2%. La diferencia es aún mayor si se compara con el dato de enero de 2020, cuando los pueblos concentraban el 10,1% de las búsquedas. 

En Almería, las búsquedas de casa en pueblos pequeños eran el 9% del total en enero y en noviembre suponen ya el 18%.

 

Temas relacionados
Mármol Macael Industria Olula del Río

para ti

en destaque