Los comerciantes piden no cambiar el horario habitual de tiendas a pie de calle

El pequeño comercio exige un plan de rescate urgente del sector para poder salvar la temporada

La actividad comercial en el centro de la ciudad ha decaído por la covid. La voz
La actividad comercial en el centro de la ciudad ha decaído por la covid. La voz

Tras la cárcel de la pasada primavera, los almerienses, como casi todo el resto de españoles, vuelven desde hoy a tener limitaciones sustanciales para ese estado idílico de poder hacer lo que uno quiera a cualquier hora. Una de las restricciones es la de no poder ir de tiendas a partir de las 18.00 hasta el próximo 23 de noviembre que ha caído como un jarro de agua fría al comercio local. 


Tanto esta así que la Confederación Comercio Andalucía, a la que está adscrita el sector almeriense, cree que las nuevas restricciones en Andalucía por la COVID-19 son “desproporcionadas y son la puntilla definitiva para el comercio de cercanía que lleva una caída de ventas acumulada durante la pandemia de un 50% aproximadamente”.  Los comerciantes entienden que la Junta de Andalucía tenga que actuar frente a un problema de salud pública muy grave y que está aún lejos de ser controlado, pero creen que al menos deberían ser oídas sus propuestas y acompañar las restricciones de medidas económicas de apoyo para los sectores más afectados por las mismas.


En este sentido, el sector ha exigido a la Junta de Andalucía un plan urgente de ayudas para rescatar al pequeño comercio, un importante sector de la economía que hasta ahora ha sido ignorado por el gobierno andaluz.


Desde el colectivo de comerciantes de Almería Centro, tras conocer las medidas publicadas en el BOJA, se reivindica el horario habitual para el pequeño comercio a pie de calle. Los comerciantes almerienses defienden su horario habitual manteniendo medidas implantadas de seguridad como el uso obligatorio de mascarilla, gel hidroalcohólico y aforo en una superficie que no es cerrada del todo como un gran centro comercial. “Si bien no es un sector esencial, si es esencial para el sector poder continuar con la actividad después de haber vivido tres meses cerrados completamente con su consecuente impacto en la temporada de primavera-verano. 


Estas nuevas medidas suponen otra zancadilla para autónomos y pequeñas empresas de cara a la campaña de Navidad”, señala Mari Trini Villegas, presidenta de Almería Centro. Y añade que “la incidencia del virus parece que no es la misma en Almería que en otros territorios andaluces, por lo que creemos que las medidas también deberían ser diferentes”. 



Un colectivo que crece en tiempos revueltos

A pesar de todos los vientos desfavorables al comercio del centro  en los últimos meses y de todos los cierres que se han ido inventariando de franquicias y negocios familiares, lo cierto es que abren otros que van tomando el relevo en algunos casos, aunque se tenga la impresión de que son más los que bajan la persiana que los que la suben. Durante el último mes, sin embargo, el colectivo Almería Centro ha visto crecer en diez nuevas tiendas el número de asociados hasta sumar ya 130 establecimientos. El reto ahora, para este sector minorista, es no perder la campaña de invierno. 


 

Temas relacionados
Comercio Centro Histórico Tiendas Crisis económica

para ti

en destaque