Albox se convierte en uno de los mayores centros de gallinas de huevo ecológico

La empresa Cotcodet cuenta con 25.000 aves en semilibertad y presenta un proyecto de ampliación

Gallinas ecológicas de la granja de Los Baltasares de Albox corriendo al aire libre.
Gallinas ecológicas de la granja de Los Baltasares de Albox corriendo al aire libre.

En Albox viven más gallinas que humanos. Además, son aves felices -los albojenses se presume que también- que triscan en semilibertad, en una especie de parque de atracciones formado por maderas y palos en forma de pirámides por donde brincan, semivuelan y hasta, alguien diría, parece que bailan. Son 25.000 en total 'las gallinas albojenses empadronadas' – frente a las cerca de 12.000 personas- es decir, por más del doble ganan las ponedoras. 


Miles de huevos ecológicos son alumbrados a diario con las primeras claras del día en los nidales de las granjas ubicadas en el paraje de Los Baltasares. Y ahora, el Ayuntamiento acaba de aprobar el proyecto para una nueva explotación de la misma empresa en Los Marcelinos. 


Se trata de la empresa Cotcodet, con sede administrativa en Molina de Segura (Murcia) pero con toda su actividad entre los riscos del Almanzora. El motor de este negocio vocacional es María Dolores López, una veterinaria albojense hija y nieta de ganaderos que regresó a su pueblo para poner en marcha esta idílica idea de negocio de origen neolítico. 


 En la finca de María Dolores, rodeada de una plantación de almendros ecológicos, las gallinas llevan una vida de lujo asiático: tras la puesta diaria y la alimentación en bebederos y comederos, salen al patio como si fuera un recreo infantil, moviéndose con donosura como la flor de la canela y a darse baños de arena y de sol en su pico amarillo. 



Mientras las aves se solazan y comen cereales naturales, el equipo de Cotcodet envasa los huevos con la punta para abajo para garantizar los 28 días de caducidad. Después se clasifican por huevo ecológico, campero o de suelo, con su sello y certificado de trazabilidad. Cuando empieza a caer el sol por detrás del monte Roel, regresan las gallinas albojenses a la granja, siempre en orden como en la antigua Mili, como animales de costumbres fijas. Además, Cotcodet tiene un convenio firmado con varias asociaciones de discapacidad como Astrapace, Fundación Once, El Saliente y el Servicio Regional de Empleo y Formación. Además de la venta de huevos frescos en estuches o en bandejas a granel, la empresa ha desarrollado una línea de huevo pasteurizado y postres ecológicos. 



El sector avícola almerienses ha crecido en los últimos años y cuenta con una producción de doce millones de huevos anuales, con unos ingresos de 1,1 millones de euros, sumando los camperos, ecológico y de jaula. Hay producciones significativas en Laujar, Arboleas, Fines, Pechina y Campohermoso. 


 

Temas relacionados
Agroalimentación Albox

para ti

en destaque