La almendra de California hunde a la almeriense

Las importaciones sitúan los precios del grano por debajo de los tres euros el kilo

Grano de almendra procesada en una fábrica de la  provincia de Almería.
Grano de almendra procesada en una fábrica de la provincia de Almería.

No ha empezado con buen pie la campaña de recolección de la almendra. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía (UPA Andalucía) culpabiliza como causantes de este mal comienzo a las importaciones procedentes de California y la especulación existente en el sector, situación que se viene arrastrando desde la pasada campaña. Almería es junto a Granada la mayor zona productora de almendra de España.


Los precios en origen que se pagan al agricultor no están cubriendo ni tan siquiera costes de producción, fundamentalmente en el almendro tradicional, el mayoritario en Andalucía. No se perciben precios dignos y razonables, y esta cuestión está generando “una situación de enorme incertidumbre y preocupación en el sector”, afirma Miguel Cobos, secretario general de la organización.


Debemos recordar que “el sistema de cultivo tradicional de la almendra es el que contribuye a fijar población en el medio rural y evitar su despoblamiento al crear empleo y riqueza, además del papel medioambiental que cumple en zonas áridas de la costa mediterránea”, arguye Cobos.


La evolución de los precios de la almendra en el mercado interior depende en gran medida de lo que suceda en los exteriores y fundamentalmente de lo que pase en California, que es la principal región productora del mundo. El precio en España se sitúa en estos momentos en torno a los 3 €/kg de grano, a excepción de la ecológica (la única al alza) que recibe cotizaciones que rondan los 7- 8 €/kg de grano. El año pasado por estas fechas el precio rondaba los 5 €/kg de grano, lo que se traduce en una merma de los precios en origen del 40%, insostenibles para el sector. 


UPA  considera que las importaciones masivas de almendra californiana, una almendra más productiva y con menores costes, están inundando nuestro país y haciendo que el precio de la almendra autóctona caiga, arruinando a miles de explotaciones agrarias y avocándolas a la desaparición en las zonas más desfavorecidas. El consumidor debería conocer también, indica Miguel Cobos, “que la almendra californiana es una almendra de peor calidad que la española, y que además trae consigo la aplicación de unos productos fitosanitarios que en nuestro país no están permitidos”.



Para revertir la situación crítica que está padeciendo el sector de la almendra, desde UPA Andalucía proponen la aplicación inmediata de las siguientes medidas: que los agricultores perciban unos precios justos y razonables que cubran al menos los costes de producción, y para ello, se debe cumplir escrupulosamente la nueva Ley de la Cadena Alimentaria; que se recupere la ayuda nacional de frutos cáscara, y mantener y potenciar la ayuda asociada al cultivo. Crear ecoesquemas que favorezcan al almendro tradicional. Y allí donde haya disponibilidad de agua y tierra, puesta en marcha de un plan de reconversión del cultivo.


 

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque