Cae la confianza de economistas almerienses por efectos reales y psicológicos

La percepción que ya arrastraba una trayectoria pesimista se ha agudizado en el barómetro

David Uclés  y Ana Moreno, en la presentación del Barómetro  del Colegio de Economistas.
David Uclés y Ana Moreno, en la presentación del Barómetro del Colegio de Economistas.

A la lacra objetiva de la pandemia para la economía almeriense, se une también el lastre de la percepción psicológica negativa sobre la actividad productiva y de servicios. Al menos esa es la conclusión, en este primer semestre de 2020, del tradicional Barómetro que realiza el Colegio de Economistas entre sus asociados, un estudio de percepción reputado porque se hace a través de encuestas a profesionales cualificados que trabajan día a día y mano a mano con los sectores empresariales de la provincia. 


Los datos, que ya venían marcando una trayectoria descendente en la anterior consulta, se han desplomado con la situación de este primer semestre de 2020, debido a la incidencia, a todos los niveles, del coronavirus. Este barómetro, presentado por la decana Ana Moreno y el  directivo y coordinador del estudio David Uclés, ha tenido como eje principal analizar los efectos económicos más inmediatos de la pandemia del Covid-19.

“Los efectos reales de la pandemia sobre la economía se han sumado a los psicológicos, resultando en el Barómetro más extraño de los realizados hasta el momento”, ha explicado David Uclés.


La decana, Ana Moreno, ha dejado claro que “el estudio se hizo a finales de junio, cuando parecía que descendíamos en los casos, por lo que ahora es posible que el pesimismo pudiera ser mayor”. La incertidumbre absoluta que supone la Covid deja en pañales las anteriores preocupaciones sobre el Brexit o las tendencias proteccionistas en torno al comercio mundial. “La enfermedad ha cambiado el terreno de juego y, hasta que no aprendamos las nuevas reglas o estas desaparezcan por mor de una vacuna, lo extraordinario se convertirá en lo normal”, afirma Ana Moreno.


La crisis provocada por el coronavirus ha pasado factura al colectivo de economistas colegiados. Casi un tercio de los encuestados afirma que su situación personal ha empeorado durante la primera mitad de 2020.



En lo que se refiere a la situación de los sectores más relevantes de la economía almeriense, la mayor parte de ellos empeoran su valoración con respecto al semestre anterior. Solo mejoran la agricultura y la industria auxiliar de la agricultura, que han logrado capear de momento este temporal de forma más que ejemplar. No obstante, la piedra natural se ha logrado mantener como el sector con mejor valoración por segundo semestre consecutivo.


El turismo, que desde el inicio de este barómetro se había situado en los primeros puestos junto con la agricultura, se desploma fuertemente al ser uno de los sectores más directamente impactados.


 

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque