Se llama Benito y es de Toledo

Perfil del promotor del nuevo Parque de Huércal

Benito martínez, empresario y promotor del Parque Comercial Cemar.
Benito martínez, empresario y promotor del Parque Comercial Cemar.

Uno puede nacer en Toledo, pero pasar la mayor parte de su tiempo a varios cientos de kilómetros; uno puede venir al mundo en esa tierra diestra en templar el acero y acabar en otra maestra en dominar el plástico; uno puede criarse en una vieja urbe mestiza de convivencia mora, judía y cristiana y terminar en otra con una mezcolanza histórica similar.  Ese hombre puede ser Benito Martínez Cervantes, por ejemplo, un emprendedor especialista en los malos tiempos. Hay empresarios (y personas en general) que nadan a favor de corriente -eso es lo fácil- y otros que bracean con el agua en contra. Uno de ellos es Benito. Quién es este tal Benito, con nombre de mayordomo, se preguntaban ayer en la puesta de largo del nuevo Parque de la Cuesta de los Callejones.  Quién es este tipo que ha venido de Toledo a descubrir Almería con aires de Colón. Porque Benito ya está aquí y ya se ve su huella en ese flamante Parque, en el mismo lugar donde hace muchos años un canario de Laujar llamado Gregorio Rodríguez soñó una de las fincas de recreo más lujuriosas de la provincia, con palacete, fincas de labor y árboles frutales regados por las agua del Canal de San Indalecio. Pero eso fue antes. Después vino Benito un día y donde quedaban solo escombros de ese pasado centelleante,  adonde llegaban los mejores chévrolet de Almería, imaginó una gran superficie comercial, el nuevo templo de felicidad del hombre de hoy. 


Todo empieza porque Benito tenía contratado en su despacho toledano a un topógrafo almeriense llamado Juan Carrillo, un pesado que le hablaba todos los días de Almería. “Benito, tienes que ir allí”. Y allí fue Benito en el año 2000, primero a Vera, pero le gustó más la capital. “Me enamoré de Almería nada más verla, no es por quedar bien”, confesaba ayer en la carpa del Parque, entre mesas con canapés e invitados enmascarados. 


Almería estaba entonces en ebullición, esperando su 2005 como agua de mayo. Pero a Benito no le gusta remar con el viento de cola, el prefiere el viento de frente, como un ciclista escalador prefiere la montaña al llano. Se puso a hacer 500 viviendas en Madrid en 2009, cuando todas las Bolsas del mundo se venían a pique. Y después, del tirón, un edificio en Chamberí, en el Madrid más castizo, con siete plantas  bajo rasante.


Benito es hoy uno de los promotores con más suelo urbano en Almería: es uno de los propietarios mayoritarios del sector 5, en el Auditorio, donde piensa construir 200 viviendas a partir del año que viene. Es también mayoritario en el sector 9 y en el 11, en primera línea de la playa de El Zapillo. Es más toledano que una espada, “pero Almería es ya como mi segunda casa, hay gente que me ha brindado mucho apoyo”, decía ayer este Benito, este manchego, resplandeciente tras cortar la cinta del Parque  Comercial. “Aquí estamos y tenemos proyectos para muchos años en Almería”, aclaraba por si había alguna duda. 




Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/20/economia/196715/se-llama-benito-y-es-de-toledo

 

Temas relacionados
El Zapillo

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería