Almería ha sido la provincia andaluza donde menos se paralizó la economía

Debate abierto sobre los retos para salir de la crisis del Covid-19

Webinar sobre los retos de las empresas tras el Covid-19
Webinar sobre los retos de las empresas tras el Covid-19 La Voz

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha desarrollado un estudio denominado `Emprende post COVID-19´ de la mano de su fundación Andalucía Emprende, en el que se han recogido las opiniones de autónomos, pymes y emprendedores de la provincia de Almería.


Se trataba de conocer las necesidades, prioridades y retos a los que se enfrentará el tejido empresarial tras la crisis sanitaria, además de poner en común propuestas, servicios e instrumentos de apoyo que ayuden a abordar los retos del futuro. 


Este estudio, que ha contado con la respuesta de 1.500 personas en Andalucía, ha entrevistado también a expertos de reconocido prestigio para conocer sus percepciones y opiniones. Fue presentado ayer por el delegado en Almería, Emilio Ortiz, que afirmaba que este tipo de estudios de investigación “abren una importante línea de trabajo para conocer las necesidades reales de los emprendedores, autónomos y empresarios y aportan conocimientos y datos de gran valor”, añadía Rosa Siles, gerente de Andalucía Emprende.


Dinamismo
Ortiz destacaba el hecho de que Almería ha sido la provincia andaluza con menor paralización de la actividad . El perfil medio y las actividades más afectadas por la crisis en Almería se corresponden con micropymes, especialmente autónomos sin empleados, con poca antigüedad y encuadradas en el sector servicios (casi el 45% de empresas encuestadas). El segundo sector más afectado ha sido el primario, representando el 25 por ciento.



Ortiz López ha destacado que, aunque el 44% de las empresas almerienses encuestadas ha paralizado su actividad, este es el menor porcentaje de paralización empresarial de todas las provincias andaluzas y está por debajo de la media regional (56%), debido al mayor peso de la agricultura y su industria asociada en la provincia de Almería.


Actividad
Destaca también que el trabajo autónomo en Almería ha tenido un mejor resultado en estos meses, mostrando valores de cierre por debajo de la media regional y de la provincial para el conjunto de empresas: entre febrero y mayo, el número de autónomos en Almería ha descendido un 0,3%, y en Andalucía lo ha hecho un 1%.


El estudio revela que el 56% de las empresas almerienses ha continuado con su actividad, aunque muy reducida, durante el estado de alarma y apenas el 3% ha seguido funcionando igual que antes del confinamiento.


Otro dato interesante recogido en el informe es que una de cada cinco empresas almerienses encuestadas ha utilizado el teletrabajo, por encima de la media andaluza  que se situaba en el 10%.


La reactivación
De cara a la recuperación de la actividad, las empresas muestran su preocupación por mantener su cuenta de explotación y por contar con liquidez, y tienen inquietud, según Ortiz, por afrontar pagos como alquileres, seguridad social, etc., y poder acometer las inversiones para adaptarse a la nueva situación. Entre las necesidades, las empresas también contemplan la optimización tecnológica a través de la digitalización y la implantación de procesos más ágiles y flexibles.


El estudio ha permitido detectar que un 85% de los empresarios piensa que su futuro, a corto y medio plazo, es incierto y estará plagado de cambios y que nada volverá a ser como antes. Un 18% cree que tendrá que cambiar su modelo de negocio, el 12% piensa que cerrará y abandonará la actividad empresarial y un 9% estima que tendrá que reducir su plantilla; el mismo porcentaje opina que no habrá cambios sustanciales para su empresa.


Lo que viene 
Ahondando más en las preocupaciones de los empresarios y empresarias almerienses, la principal que han manifestado en este estudio es no perder clientes y volver a los niveles de demanda anteriores, seguida de contar con información adecuada sobre las nuevas normas y obligaciones de cada actividad, disponer de financiación para adaptar sus negocios y adquirir material de protección e higiene. Además, las empresas son conscientes de que necesitan formación en TIC, mejorar la vinculación con sus proveedores y superar las restricciones a la exportación.


Emilio Ortiz también ha explicado cuáles son las principales necesidades que los negocios tendrán de forma más inmediata o a corto plazo, indicando que el 68% de los empresarios tiene claro que la reanudación de su actividad empresarial va a exigir reformas y adaptaciones en sus negocios, aunque la mayoría considera que no supondrá un coste importante para ellos; éste rondará los 12.000 euros, según estiman los autónomos, 35.000 euros en las empresas de economía social y hasta 76.500 euros para las sociedades. 


En relación con las medidas de apoyo y ayudas públicas más utilizadas por los empresarios y trabajadores autónomos, el estudio ha reflejado que cerca del 38% se ha acogido al cese de actividad; un 22% ha solicitado la ayuda de la Junta a autónomos y mutualistas de 300 euros; casi el 18% continúa su actividad mediante el teletrabajo; y cerca del 7% se ha visto obligado a tramitar un ERTE.


El debate
Tras la exposición de los principales resultados del informe, el periodista Antonio Fernández ha dado paso a los expertos para abordar los retos de la agroindustria y la piedra natural, y  ha manifestado que esta crisis supone “un acelerador de procesos de cambio que ya estaban iniciándose”.


Un debate centrado en dos de los principales sectores de la provincia, la agroindustria y el de la piedra natural; un debate centrado en los retos que han de abordar en la etapa post virus que se abre.

La empresaria agroturística Lola Gómez, tras poner en valor lo conseguido por el sector hortofrutícola, ha defendido la necesidad de mejorar la imagen del campo almeriense, explicando por ejemplo que el uso del plástico de cubiertas de invernaderos permite obtener productos sanos, nutritivos y seguros.


Asimismo, ha señalado que las empresas han sabido adaptarse a las medidas de seguridad impuestas por la crisis y destaca especialmente el buen hacer de las empresas de economía social.


Juan Pablo Seijo ha explicado que la industria agroalimentaria postcosecha almeriense ha estado muy tensionada, y han tenido que adoptar rápidamente medidas higiénico-sanitarias para evitar contagios, y han conseguido este objetivo. También ha subrayado que la agroindustria almeriense tenía ya un alto nivel tecnológico, lo que ha permitido que siguiera funcionando durante los últimos meses.  Reivindicó el liderazgo de Almería en innovación, exportación, trazabilidad y seguridad alimentaria.


El profesor de la Ual Anselmo Carretero se ha referido a la dimensión del sector de la piedra natural almeriense, con una gran empresa, una decena de empresas medianas y un gran número de pymes, destacando que el sector ya tiene décadas de experiencia en colaboracion. Carretero vislumbra un futuro con muchas incógnitas en el que será necesario reforzar esa cooperación; diversificar en mercados, productos y usos de los mismos mediante la innovación; y especialmente, generar confianza en los mercados y los consumidores

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería