La Junta rectora de CASI cesa al gerente Antonio Domene

La decisión se toma en contra de la opinión de Miguel Vargas, presidente de la cooperativa

Antonio Domene ha sido gerente de CASI durante tres años.
Antonio Domene ha sido gerente de CASI durante tres años.

La Junta Rectora de CASI, la mayor cooperativa de tomate de Europa con sede en La Cañada de San Urbano, ha cesado al gerente, Antonio Domene, con el voto de seis rectores que conforman la mayoría suficiente. Estos rectores -Juan del Pino Berenguel, José Belmonte, José Luis López Picón, Celedonio Pleguezuelos, Luis Miguel Ibáñez y José Manuel Albacete- hicieron pública la pasada semana una carta en la que reprochaban la gestión del presidente, Miguel Vargas, y solicitaban la realización de una auditoría y la convocatoria de elecciones.


Antonio Domene ha permanecido tres años como gerente de CASI. Antes fue director general del Parque de Innovación y Tecnología de Almería (PITA), es Ingeniero Superior en Telecomunicaciones y acumula una experiencia de más de 25 años en cargos de alta dirección, tanto en la empresa privada como en instituciones públicas. Dirigió también proyectos en importantes empresas de la provincia, entre ellas el Grupo Hispatec (al que llegó procedente de Datasys), o la promotora Jarquil, una de las principales de su sector en la provincia.


Considera el grupo de disconformes disidentes en su escrito que "los proyectos iniciados por Vargas han fracasado y le ha costado a la cooperativa mucho dinero, como el proyecto Holanda, externalización, el calabacín, los pimientos y el tema Verdita, que merece mención especial". 


Los consejeros disidentes afirmaban también que “necesitamos un voto de confianza para que todo se aclare y sabemos lo que estamos haciendo”. La cooperativa de La Cañada de San Urbano, fundada en 1944, es una de las grandes comercializadoras del campo almeriense, con especial atención al tomate. En los últimos años ha vivido situaciones de tensión entre diferentes grupos de socios por hacerse con la presidencia de la sociedad. El presidente de la cooperativa agrícola CASI, Miguel Vargas, ha emitido un comunicado en el que responde  a un a notificación anterior firmada por seis rectores disidentes con su gestión al frente de la cooperativa de La Cañada.



Miguel Vargas, presidente de la compañía replicó a sus críticos con un comunicado señalando que “los hechos que se relatan son falsos y los denunciantes saben que están mintiendo ante la masa social de la cooperativa, los empleados y la sociedad en general”. 


Añadía Vargas en esas declaraciones que “mi condición de presidente y el interés general de la cooperativa me impiden en estos momentos revelar con detalle a qué intereses personales responden las críticas que se vierten en la información mencionada. Aunque si debo avanzar, por el interés de los socios, que esta  cortina de humo responde al descubrimiento por parte de la gerencia de CASI, de actos presuntamente ilícitos de uno de los rectores denunciantes que podrían afectar a la cooperativa”.







 

Temas relacionados
Elecciones La Cañada Calabacín Empresas Tecnología

para ti

en destaque