Los empresarios almerienses pasan de don Optimo a don Pésimo

Dejan de ser los más entusiastas de Andalucía a tener el índice de confianza más bajo

La construcción es el sector con estado más desfavorable.
La construcción es el sector con estado más desfavorable.

Las sensaciones de los empresarios almerienses sobre la coyuntura económica en la que gravitan son una montaña rusa. Han pasado de ser don Optimo a don Pésimo, a tenor de los datos publicados esta semana por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Cuando se empezaron a realizar los cuestiones, a partir del pasado 2 de marzo, los empresarios de Almería igualaban las posiciones favorables y desfavorables sobre las expectativas económica de la provincia. En todas las demás provincias, pesaban más, en ese momento, los porcentajes pesimistas: desde el -11,5% de los empresarios malagueños a los -16% de los granadinos y hasta los -19,6% de los gaditanos. Sin embargo, fue desatarse el Estado de Alarma y empezar los empresarios almerienses a convertirse en los líderes del pesimismo entre todos sus homólogos andaluces con el 74-6% de opiniones desfavorables. 


Es natural que la percepción de los empresarios haya cambiado radicalmente con una situación tan extraordinaria como la del Estado de Alarma por el covid-19, pero en Almería es donde el Indice de Confianza se ha visto más mermado, dentro de la tónica común de desaliento ante el coronavirus. El periodo de encuestación del segundo trimestre de 2020 de los Indicadores de Confianza Empresarial de Andalucía ha permitido analizar las respuestas de las empresas antes y después del decreto del estado de alarma en España y por consiguiente en Andalucía, y así analizar la influencia de dicha medida en las perspectivas de negocio de las empresas andaluzas. 


La recogida de los cuestionarios se ha realizado entre el 2 de marzo y el 3 de abril, ambos inclusive. El estado de alarma se decretó el domingo 15 de marzo, por lo que es posible obtener resultados de la encuesta del 2 al 15 de marzo (antes del estado de alarma) y del 16 de marzo al 3 de abril (en estado de alarma) y medir de esta forma sus efectos en las expectativas de las empresas. La confianza empresarial disminuye en todos los sectores en Almería, sobre todo en Construcción y Hostelería. 


Las expectativas en el empleo también cambian entre los distintos momentos de tiempo, pasando de tener un balance de -9,6 antes del estado de alarma a -52,5%. 



En el caso de los precios, el balance de expectativas pasa de -5,2 a -29,0. En relación a las expectativas en las exportaciones, pasan de tener un balance de expectativas de -8,5 antes del estado de alarma a -53,1%. 

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería