Negocian un crédito de 500 millones con el BEI

Las necesidades hídricas de Almería entraron en la agenda de Moreno en Bruselas

Juan manuel moreno, presidente de la Junta, y Emma Navarro, vicepresidenta del BEI.
Juan manuel moreno, presidente de la Junta, y Emma Navarro, vicepresidenta del BEI.

Los regantes de Almería podrían contar con nuevas partidas para actuaciones en agua desalada si prospera el plan de financiación de 500 millones que negocia la Junta de Andalucía con el Banco Europeo de Inversión para obras hidráulicas.


El ejecutivo de Juan Manuel Moreno tiene en la recámara actuaciones en saneamientos, depuración y desalinización de aguas en el que la Junta prevé invertir entre 800 y 1.000 millones en esta legislatura. Para ello será indispensable contar con el préstamo del Banco Europeo de Inversiones unido al canon por el agua que se cobra a los usuarios.


Juan Manuel Moreno se ha reunido hace unos días en Bruselas con la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, con el fin de negociar las condiciones de esta financiación y en la agenda de trabajo se han incluido varias actuaciones de desalación de aguas en la provincia de Almería, entre las que se encuentra una nueva desaladora en el Bajo Almanzora visto que la actual de Acuamed sigue en el dique seco.


El Banco de Inversiones suele primar proyectos relacionados con la mejora del medio ambiente, de ahí que Moreno aproveche su viaje a Bruselas para pulsar de forma directa con su presidenta las posibilidades andaluzas. Transcendido que la impresión de la delegación andaluza en este encuentro de trabajo ha sido altamente positiva.


El presidente concretará el crédito del banco europeo en marzo, con una visita a Sevilla de su vicepresidenta, Emma Navarro. El presidente andaluz asistió también a la sesión constitutiva del nuevo Comité de las Regiones, del que Moreno será vicepresidente dentro de un año.


La desalación, en el año 2017, era de una capacidad instalada en la provincia de Almería de 144 hm3/año. Los investigadores han reflejado que en el Campo de Dalías hay diferentes fuentes de agua que en general son de “buena calidad” y en el estudio se quería mostrar los resultados de esa mezcla con agua desalada. Hay que recordar que entran algo más de 81 hm3 a los acuíferos del Campo de Dalías y para poder recuperarlos lo ideal sería extraer no más de 50hm3, todo ello para poder paliar así los años en los que la extracción fue de cerca de 100hm3. 


Los técnicos han señalado que el agua “salía buena en cuanto a conductividad, pero el estudio también reflejaba que con los años los pozos subirían su nivel de salinidad y, por tanto, la calidad del agua iría empeorando”, han recordado a la vez que han insistido en que el agua desalada tiene el hándicap de su precio.


En este sentido, Feral solicitó al Ifapa un informe sobre las mezclas óptimas de aguas salobre y desalada para conocer sus resultados y así poder aplicarlos a los usos agrícolas y desde Feral se de forma muy positiva el trabajo de investigación que se está realizando desde el Ifapa y solicitará que este proyecto continúe en los próximos años.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería