Níjar contará con la primera planta de geotermia para cultivos de invernadero

Cardial prevé utilizar el agua caliente de Los Tristanes para una primera fase de 14 hectáreas

El consejero  Juan Bravo junto a la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez y Carlos Díaz, gerente de Cardial.
El consejero Juan Bravo junto a la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez y Carlos Díaz, gerente de Cardial.

La compañía Cardial, participada por el grupo de obra pública Cyopsa de Camilo Alcalá, vio ayer cumplido su sueño para explotar un yacimiento de agua caliente en  Níjar y utilizarlo para climatizar invernaderos. Se trata de un proyecto que sumaba varios años de trabajo y que ya tiene luz verde tras recibir ayer de manos del consejero de Hacienda, Juan Bravo, la concesión por treinta años de este recurso natural geotérmico.


Según el gerente de la compañía, Carlos Díaz, esta agua que aflora desde los 1.200 metros de profundidad con una temperatura media de 100 grados centígrados, permitirá atender una demanda inicial de 14 hectáreas de cultivos bajo plástico y en un segundo sondeo prevé duplicar esa capacidad.


La concesión de explotación de recursos geotérmicos se establece sobre una superficie de 15 cuadrículas mineras -que equivalen a 457,29 hectáreas en el término municipal de Níjar y que servirá para climatizar invernaderos con este tipo de energía que no genera emisiones, ni residuos, ni otros perjuicios ambientales.


Se trata de un proyecto al que la empresa destinará más de 4 millones de euros de inversión y que, además del empleo que genere la ingeniería, así como la construcción, la gestión y el mantenimiento de la planta, también repercutirá en otro tipo de mejoras, ya que proporcionará a los cultivos una energía limpia, sin emisiones de ningún tipo y que permitirá alargar el periodo productivo o la campaña agrícola. El plan inicial de la compañía contempla la construcción de tres plantas en apenas dos años.


El recurso fue aflorado por Cardial en el año 2017, en colaboración con la Universidad de Almería. El agua, que no es de uso convencional por la composición salina mineral del subsuelo, es calentada de manera natural. La gestión de recursos consiste en un ciclo cerrado que, conforme extrae agua la devuelve al yacimiento una vez que se aprovecha su energía calorífica, reiniciando así el proceso natural. 


Sin embargo, el aprovechamiento de la energía térmica mediante plantas de intercambiadores de calor permitirá, además, aportar frío en los meses de mayor temperatura exterior, por lo que el efecto de climatización bajo plástico no se ciñe a los meses del invierno.


Ha transcurrido una década desde que Cardial empezó a gestionar la viabilidad del aprovechamiento de la energía geotérmica en el paraje de Los Tristanes del campo de Níjar. En un principio se pensó incluso en la posibilidad de producir electricidad mediante esta fuente de energía limpia con una estación de aprovechamiento.


Sobre la zona volcánica de la comarca había numerosos estudios y sondeos de investigación que confirmaban la existencia de un yacimiento geotérmico. La mayoría de los países que tienen catalogados  geotérmicos se han lanzado en los últimos años  al aprovechamiento de esta energía limpia, de bajo coste y sostenible, como por ejemplo Estados Unidos, Filipinas, Kenia, Islandia o Nueva Zelanda.


Cardial desde un principio ha sondeado la viabilidad del proyecto basándose en la potencial demanda de agricultores y puede hacer de Níjar el mayor escaparate de aprovechamiento de la energía geotérmica en el sector agrícola en España.


Una de las principales razones del aprovechamiento de esta energía tan poco convencional es el ahorro energético que puede suponer también para los agricultores.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería