Los economistas, pesimistas sobre el futuro de Almería

La agricultura pierde peso en favor del mármol y la industria auxiliar

Presentación del Barómetro de Situación Económica en la UAL
Presentación del Barómetro de Situación Económica en la UAL La Voz

El Colegio Profesional de Economistas de Almería eligió ayer la Universidad para dar a conocer su último Barómetro de Situación Económica de la provincia, un análisis que confirma una tendencia a la baja en el conjunto de la economía que según la presidenta del colectivo, Ana Moreno, “empieza a ser preocupante”.


Preocupación, que no alarma porque si bien es cierto que los indicadores económicos han estado reduciendo su ritmo de crecimiento durante la mayor parte del año 2019, “no parece que estamos a punto de entrar en una recesión".


¿Enfriamiento?
Así que el Colegio considera que las causas del aumento del pesimismo “hay que buscarlas en cuestiones coyunturales y en las previsiones de un futuro enfriamiento de la economía a todos los niveles”, explicaba David Uclés, miembro de la directiva y coordinador del informe.


En base a las respuestas de los colegiados, se achaca ese sesgo pesimista a las dudas que generan cuestiones como la cercanía del brexit, la desconfianza hacia el nuevo gobierno de coalición, o las dudas en torno al futuro de la agricultura, generadas a su vez por la pérdida de rentabilidad.


Sectores fuertes
Esas incertidumbres han provocado un vuelco en la valoración de los principales sectores productivos, de forma que la agricultura, tradicional número uno, ha cedido terreno y retrocede hasta la cuarta posición. Lo hace desplazada en el liderato por la piedra natural que, por primera vez en la serie histórica se coloca en un sólido primer puesto.


El turismo logra mantener la segunda plaza gracias a los datos de la última campaña, mientras que la industria auxiliar se incorpora con fuerza al listado, hasta la tercera posición, consolidando la progresión observada en cuanto a su peso específico en el conjunto de la economía de la provincia de Almería.


Una mala campaña
Según recoge el Barómetro, la pérdida de confianza en el sector agrario es producto de los malos resultados de la última campaña que “obviamente ha producido una situación de empeoramiento relativo de este sector, que se aleja de sus mejores momentos”.


En cualquier caso otros sectores están por debajo en el ranking de los que generan menos expectativas, básicamente el transporte y la construcción, que vuelve a dar síntomas de desaceleración. Se agudiza la caída del comercio minorista, que sigue alejándose del grupo al que pertenecía desde que se elaborara el primer Barómetros, que cumple su 13 edición.


La inversión flojea
Para el coordinador del informe, David Uclés, el factor que induce a una mayor preocupación es el que se refiere a las perspectivas de inversiones, porque “la inversión al final es crecimiento futuro; si disminuyen las expectativas probablemente se verá afectado el futuro y esa tendencia es muy preocupante”.


Una tendencia que queda patente con las respuestas de los economistas almerienses ya que sólo un 1,4 por ciento de los colegiados esperan un aumento de las inversiones, un porcentaje que es el más bajo de la serie histórica. Destaca el hecho de que las mujeres son más pesimistas que los hombres, y los jóvenes lo son respecto a los más mayores.


Competitividad
A la hora de identificar los factores que más influencia tienen sobre la competitividad del territorio, los profesionales apuntan a los costes salariales, el nivel de formación de los trabajadores y la presión fiscal que soportan las empresas. Sin embargo, estiman que el factor que menos influye es el acceso a la financiación.


Para más del 77 por ciento de los colegiados los precios (la inflación) se mantendrán estables o bajarán, una tendencia coherente  con el escenario de empeoramiento de la actividad económica y previsiones de consumo.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería