El Banco Popular echa el cierre en la provincia tras 60 años

La estratégica sucursal del Paseo con calle Lachambre ha sido la última en clausurar

Oficina  del Banco Popular que ha cerrado sus puertas en Pleno Paseo de Almería, trasladándose al Banco Santander.
Oficina del Banco Popular que ha cerrado sus puertas en Pleno Paseo de Almería, trasladándose al Banco Santander.

Banco Santander, la primera entidad del sistema financiero español y la segunda, tras Cajamar, en la provincia, junto a Unicaja, ha echado el cierre a su última oficina abierta en la capital con la enseña del Banco Popular, situada en el Paseo de Almería, esquina calle Lachambre. Sus servicios han quedado integrados en la oficina central de la entidad de Ana Patricia Botín en Almería, situada también en el Paseo, en lo que fue la sede del antiguo Banco Hispano Americano.


Ha sido la postrera de las 18 oficinas que el Santander heredó en 2017 del Popular en la provincia de Almería, quedando ahora el céntrico local vacío a la espera de alguna operación inmobiliaria. Finiquita así la historia de esta entidad en la provincia, fuertemente vinculada al agro almeriense, a partir de 1926 en que  fue fundada bajo el añejo nombre de Banco Popular de los Previsores del Porvenir por un ingeniero de minas llamado Emilio González-Llana, suscribiendo acciones el propio rey Alfonso XIII. 


Sus primeros años de vida estuvieron marcados por la prosperidad de los felices años XX, con muchos exportadores uveros y naranjeros almerienses recurriendo a esta firma para financiar inversiones y fletes de género.


Vivió un periodo de crecimiento tras la Guerra Civil como consecuencia de la necesidad de las empresas y las familias de superar la carestía de la vida, aunque su gran expansión peninsular se produjo durante la Transición, convirtiéndose en el banco de las pymes. En la provincia de Almería, sin embargo, había desembarcado mucho antes, concretamente en municipios como Albox y Olula del Río, a mediados de los años 50. En el caso de Albox, en una oficina en la que aún los empleados usaban manguitos, fue director Ramón Hernández y después Ernesto Vivancos. En Olula fue director Andrés Costa Guevara y después Luis López Berruezo y empleados como Manuel Salmerón Berbel.


Eran los representantes entonces de esta entidad que fue creciendo poco a poco y que se codeaban en actos del sector con otros directores de otras entidades, en un negocio ampliamente atomizado: Vicente Lillo, del Hispano Americano, Joaquín Cumella, del Banco Español, Fabio Gómez, del Banco de Bilbao, Luis Rapallo Ronco, del Santander y un representante del Banco de Siero que operaba en Gádor. 


El Popular absorbió en 2009 al Banco de Andalucía, entidad filial. El Santander ha heredado también del Popular una gran cartera de activos inmobiliarios, incluidos suelos y otros bienes inmuebles. Entre ellos, el Gran Hotel Almería, el edificio Torrelaguna de El Ejido o distintos bienes en Playa Macenas de Mojácar. 

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería