Primera sentencia en Almería por los abusos del cártel de camiones

Las reclamaciones de empresas almerienses suman 50 millones de euros

Almería dispone de una potente flota de más de 8.000 camiones
Almería dispone de una potente flota de más de 8.000 camiones La Voz

El juzgado de lo mercantil de Almería emitía  el pasado miércoles la esperada primera sentencia relacionada con las demandas de los camioneros almerienses afectados por el caso del ‘cártel de los camiones’, formado por varios de los mayores fabricantes de camiones para pactar precios.


Así lo ha anunciado en Almería el letrado Antonino José Jiménez Vaz, del despacho Iberlex Asociados, que había interpuesto una demanda frente a la multinacional DAF, que afirma que era una sentencia muy esperada en Almería, que dispone de un potente sector del transporte.


Sentencia en la UE
Jiménez explica que la sentencia llega como consecuencia de la sanción impuesta por la Comisión de la Competencia de la Unión Europea, en la que se penaliza con casi 3.000 millones de euros a varios fabricantes de camiones (entre ellos Daf, Man, Iveco, Volvo, Renault o Mercedes) “por sus prácticas contrarias a la libre competencia durante un periodo de catorce años en el que dichas empresas llegaban a acuerdos para inflar los precios en la venta de los vehículos”, según el abogado.


La sentencia del juzgado de lo mercantil almeriense estima la demanda interpuesta y considera probada la existencia de un sobrecoste en el precio de venta de estos camiones que cuantifica en un 15 por ciento, cantidad que deberá ser devuelta al comprador, sumándole los intereses de demora desde la fecha de adquisición del vehículo.


Jurisprudencia
Antonio José Jiménez considera que previsiblemente esta primera sentencia será el detonante de una dura batalla judicial debido al impacto económico que supone su contenido para los fabricantes del sector que, presumiblemente, la recurrirán antes del plazo final para que sea firme.


Una batalla judicial que se inició hace aproximadamente dos años y que, en el caso de Almería, reunió en torno a las 1.200 denuncias de empresarios del sector que, en los 14 años en los que se mantuvieron las actividades del ‘cártel de los camiones, adquirieron en torno a 4.000 cabezas tractoras. La cantidad media reclamada por las empresas almerienses del transporte por carretera está en torno a los 12.500 euros, por lo que la cifra total que se espera recuperar podría alcanzar los 50 millones de euros.


Abuso en el precio
La Comisión Europea inició el procedimiento hace casi tres años y sólo uno de los grandes fabricantes, la empresa alemana Iveco, rehusó cooperar con el órgano comunitario. Otro de los ‘gigantes’ del sector, Man, quedaba exenta de responsabilidades al haber sido la que denunció esas prácticas ilegales que se estuvieron produciendo entre los años 1997 y 2011 en la venta de vehículos superiores a las seis toneladas.


En realidad todos los fabricantes de camiones bajo sospecha (Volvo, Renault, Daimler-Mercedes, Iveco y Daf)  llegaron a un acuerdo inicial con la Justicia Europea por el que aceptaban haber incurrido en conducta anticompetitiva a cambio de obtener una reducción en las sanciones.


Fuerte multa
A pesar de esa reducción de las sanciones, la multa global interpuesta por la Comisión Europea al cártel de los camiones fue la mayor prescrita por los órganos jurisdiccionales comunitarios hasta la fecha, una cantidad estimada finalmente en torno a los 2.930 millones de euros en conjunto.


En el caso de Almería la situación afecta a los alrededor de 4.000 camiones adquiridos en esos 14 años por empresas como World Ejido Transport, Transgesol, Lirola, Hermanos Portero, Central Logística de Almería, La Redonda, Cosentino, Junza o Murgi Agro, que conformaron una plataforma de afectados para realizar una reclamación conjunta.  La devolución por lo cobrado de más afectaría tanto a los camiones en activos como a aquellos que han sido dados de baja.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería