Los cortes en La Junquera bloquean el paso de más de mil camiones almerienses

El valor de la carga hortícola afectada es de 27 millones y la pérdida 9 millones hasta ayer

Camiones retenidos ayer en la frontera.
Camiones retenidos ayer en la frontera.

Los cortes de tráfico en la frontera de la Junquera por los independentistas catalanes están ocasionando graves daños a toda la cadena del sector agroalimentario almeriense: más de novecientos camiones de la provincia transitan a diario por la AP7, vía principal de conexión entre España y Francia, que hace posible que miles de kilos de hortalizas recolectadas bajo el plástico almeriense lleguen a las despensas de toda Europa. Hasta las tres de la tarde de ayer, según los datos recopilados por la Asociación de Organización de Productores de Almería de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) se habían sufrido ya pérdidas de 4,7 millones de euros por las retenciones de más de 5.000 toneladas de producto. 


El consejero delegado de la principal organización hortofrutícola almeriense, Juan Colomina, abundó en más detalles de última hora indicando que tras más de 24 horas de paros y retenciones intermitentes, “el valor global de la mercancía estancada en los camiones almerienses alcanza los 27 millones de euros”. Cada uno de los frigoríficos por término medio repercutiendo todos los costes de producción, manipulado y transporte un valor de 30.000 euros, con unos 15.000 kilos camión. El principal problema para estos portes de vegetales es que son perecederos y a partir del tercer o cuarto día merman frescura y, por ende, en precio, amontonando sobreproducción cuando se abren de nuevo las carreteras, “eso puede suponer una desvalorización del 30%, estima Colomina.


Uno de los principales empresarios del transporte almerienses, Juan Cano, con base en Antas, expresaba ayer también su malestar y la necesidad de “tomar medidas para desbloquear esta situación que tantos dados ocasiona a toda la provincia”. En la misma línea se pronunciaba la secretaria de la Federación de Transporte Fenadismer, Yolanda Aguilar, con delegación en Almería: “Los conductores lo están pasando francamente mal por este bloque incluso para abastecerse de combustible y alimento”.

Por ahora, el sector al menos está comprobando que los clientes se están mostrando comprensivos con esta problemática situación, “pero no sabemos hasta cuándo”.


Los jornaleros del volante
Cientos y cientos de jornaleros del volante -muchos de ellos almerienses- se veían ayer a través de la pantalla de la televisión y de las imágenes de los diarios digitales sufriendo de impotencia dentro la cabina. Algunos con un bocadillo en la mano, otros con una garrafa de agua en los pies desgañitándose con el móvil en la oreja, mientras sobre el asfalto de esa encrucijada de caminos que es la Junquera el denominado ‘Tsunami Democratic’ se empeñaban en convertir la AP7 en una ratonera.
Pocas provincias como la del indalo dependen tanto de la carretera para poder llevar los tomates y los pimientos a los mercados de la Vieja Europa. Si el asfalto tose, el PIB agrícola almeriense se resfría. No solo son los agricultores, son también las comercializadoras, las empresas d el industria auxiliar, entre ellas las del transporte, la que sufren las consecuencias: Almería es, en términos relativos, la provincia española con el mayor flota de camiones de España y está pagando como nadie una deriva política y territorial que ni le va ni le viene. Ayer, a última hora, los manifestantes se disponían también a cortar el paso por Irún para hacer inútiles también los desvíos de mercancías por esa frontera. 
 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería