La provincia tiene ya menos parados que antes de la crisis

Durante el último año, el rally alcista ha contribuido a crear 17.300 empleos en Almería

El PIB almeriense tiene uno de sus principales retos en incrementar el porcentaje del sector industrial.
El PIB almeriense tiene uno de sus principales retos en incrementar el porcentaje del sector industrial.

Almería ha sido la primera provincia española en recuperar con creces el nivel de empleo neto de antes de la crisis de 2008, a tenor de los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Y ha sido precisamente en los últimos doce meses cuando más empleos se han creado, concretamente 17.300,  con un alza del 6,5%. 


Es, por tanto también, la única provincia española, junto con Segovia y Burgos, que tiene menos parados que antes de la crisis. Han contribuido sobre todo a este rally alcista labora en la provincia el sector turístico, el mantenimiento de las bolsas de empleo agro en los invernaderos, en los almacenes y en la industria auxiliar, y sobre todo también la existencia de una población joven dispuesta a trabajar lo que propicia una alta tasa de actividad.


No obstante Almería aún mantiene un número de 60.585 parados y una tasa de  desempleo del 16%. Hace seis años el número de parados era de 82.373. 


Una paradoja que se ha producido en esta última década es que las provincias que más empleo han generado no lo han hecho, necesariamente, reduciendo sus niveles de desempleo. 


El caso más sangrante es el de Las Palmas de Gran Canaria, cuya tasa de paro asciende al 23,4% de la población activa, 6,4 puntos más que en 2008 y más del doble que en 2007. Esto se debe a que, si bien la provincia ha logrado aumentar su volumen de ocupación, lo ha hecho a un ritmo más lento que el del crecimiento de su población activa. 


Por el contrario, las provincias más envejecidas, como Lugo o Soria, disfrutan de una tasa de paro mucho más baja que la media, aunque lo hacen por la jubilación de sus trabajadores o la salida de su población, más que por la creación de oportunidades.


No es oro todo lo que  reluce Sin embargo, a pesar de esta espiral en la creación de empleo en la provincia, no es oro todo lo que reluce puesto que muchos de esos puestos de trabajo se ha creado a merced de una alta tasa de temporalidad en los contratos, que ha crecido un 7,2% en el último año.


El sector Servicios es el que más arrastra ese lastre de la estacionalidad y en menor medida el de la Construcción y la Industria. En lo que se lleva de año en almería, la calidad de la contratación ha descendido y únicamente suponen el 7,3% los contratos indefinidos y frente a los 92,6% temporales.


En ello hacen hincapié los sindicatos como UGT, quienes inciden en que “las últimas reformas laborales siguen lastrado a los trabajadores a la calidad del empleo, por lo que hasta que no se cree una normativa que abogue  por la creación de empleo de calidad, con compromiso y protección de desempleados, se tendrá que seguir hablando de altas tasas de temporalidad e inestabilidad laboral”.


Hay muchas provincias que todavía están lejos de recuperar los niveles de empleo previos a la crisis, especialmente Barcelona (a la que le quedan 158.300 puestos de trabajo para alcanzar las cifras de 2008), Valencia (101.700), Asturias (75.500), Castellón (49.600) o Sevilla (41.100). Sin embargo, en términos porcentuales las más perjudicadas han sido Ourense, Castellón, Asturias, Ávila, Albacete, Zamora y Burgos, con retrocesos de entre el 12% y el 18%.


Estas provincias se han visto lastradas por el hundimiento del sector de la construcción, que había llegado a ser su principal dinamizador, algo que se ha visto unido al retroceso demográfico.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería