Plan para dotar de energía renovable a las desaladoras de Almería

Permitirá rebajar a la mitad el precio del agus desalada

La energía solar es la más utilizada en las desaladoras
La energía solar es la más utilizada en las desaladoras La Voz

El Ministerio para la Transición Ecológica se ha propuesto que las plantas desaladoras de agua del mar que están operativas en la provincia de Almería pasen a abastecerse al cien por cien con energías renovables en un plazo no superior a cuatro años.


En declaraciones a La Voz de Almería un portavoz del MITECO, Miguel López, explicaba que se trata de un programa de actuación sobre el que está trabajando la Dirección General de Aguas y el Instituto para la Diversificación del Agua y la Energía.


El proyecto en sí ha sido diseñado para aplicarlo a lo largo de la próxima legislatura, es decir en un horizonte de cuatro años en los que, de forma paulatina, se irían acometiendo los proyectos previstos para cada una de las plantas desaladoras.


Unión Europea
Este proyecto forma parte del plan impulsado desde el Gobierno español para abordar problemas como el cambio climático o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.


Dentro de ese plan global se dedica una atención especial a las plantas desaladoras que se han ido instalando en el país, y específicamente en la zona de Almería y el resto de territorios del levante peninsular, junto con los insulares, al tratarse de instalaciones de un alto consumo energético.


Desde el Ministerio se afirma que España, en el contexto de la Unión Europea, y como país miembro, “ha asumido una firme apuesta por la transformación ecológica y por la generalización del uso de energías renovables”. Y como parte de esa apuesta una de las propuestas es avanzar lo más rápidamente posible en la implantación de renovables a todas las escalas.


Viabilidad 
El plan para el abastecimiento mediante renovables de las plantas desaladoras de la provincia es, según el portavoz ministerial, un “planteamiento de país” que cuenta con el visto bueno de la propia Comisión Europea, “y por tanto no depende de quién gobierne, es algo que todos hemos de asumir”.


Dos razones animan el desarrollo de este plan, que ya fue defendido por el ministro de Cultura en funciones, y diputado por Almería, José Guirao, en la pasada campaña para las elecciones generales, en la que defendió tanto las energías renovables como su aplicación a los procesos de desalación. Con ello se aborda un doble objetivo, por un lado reducir la huella de carbono y las emisiones de los gases que emiten las centrales eléctricas convencionales, y por otro conseguir la reducción del coste del metro cúbico de agua, que puede verse reducido a menos de la mitad.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería