Cajamar financiará instalaciones de renovables en empresas agrarias

Suponen un fuerte ahorro y combaten el cambio climático

Jornada a la que asistieron ayer más de 200 empresarios del sector agro
Jornada a la que asistieron ayer más de 200 empresarios del sector agro La Voz

Cajamar Caja Rural reunía ayer en su centro de cultura de ‘La Casa de Las Mariposas’ a más de doscientos empresarios procedentes especialmente del sector agroalimentario de la provincia. Se trataba de desarrollar una jornada técnica bajo la denominación de  ‘El autoconsumo fotovoltaico’.


En dicha jornada se daban a conocer las últimas novedades sobre las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, reguladas por el Real Decreto 244/2019. Esta nueva normativa tiene como principal modificación la eliminación del llamado “impuesto al sol”, y la aplicación de una compensación por excedente que contribuye a mejorar la rentabilidad de este tipo de instalaciones, tanto para los usuarios individuales como para las empresas.


Por el medio ambiente
El autoconsumo fotovoltaico se revela, según se explicó en esta cita, como una opción medioambiental, sostenible y que además permite ahorrar costes y ganar eficiencia tanto a los hogares, como a empresas, industrias, explotaciones y negocios en general, ya que es una energía más económica que las convencionales -tan solo el coste de la instalación y su mantenimiento- pues la producción solar es gratuita-.


Eso sí, los usuarios tendrán que permanecer conectados a la red eléctrica para poder abastecerse de electricidad en las horas que no se produzca energía solar, al ser aún poco competitivo poder disponer de baterías de almacenamiento.


Financiación ‘verde’ 
La directora territorial de Cajamar en Almería, María López, que fue la encargada de inaugurar la jornada, informó a los empresarios asistentes de la nueva línea de financiación que la entidad ha puesto en marcha para empresas y sector agroalimentario, con unas condiciones muy ventajosas para estas instalaciones de energía fotovoltaica, que se amortizan en un plazo inferior a 10 años.


Y en este sentido, López ha explicado que “a partir de ese momento las empresas del sector agroalimentario conseguirán que, durante un periodo que se calcula en más de 15 años, sea todo ahorro para sus negocios, teniendo en cuenta que la vida útil de este tipo de instalaciones es de al menos 25 años”. 


Banca responsable
Asimismo, el director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar Caja Rural, Roberto García Torrente, ha reiterado el compromiso de Cajamar con la ‘banca responsable’, el desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente y con la financiación de proyectos que, como es el caso de la instalación de energía solar fotovoltaica, es un sistema de generación de energía limpia, renovable y libre de emisiones de dióxido de carbono.


“Con nuestros productos y servicios, en Cajamar siempre intentamos ayudar a las empresas, y en particular al sector agroalimentario, un esfuerzo que también dedicamos a ahorrar costes, a modernizar sus instalaciones y, por tanto, a mejorar su competitividad y eficiencia,además de a ser sostenibles”, señaló García Torrente. 


Claves del autoconsumo
Por su parte, el jefe del Departamento Solar del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Carlos Montoya Rasero, ha explicado las claves de la nueva regulación sobre el autoconsumo de energía eléctrica, como por ejemplo el establecimiento de un mecanismo simplificado de compensación de la energía producida y no consumida instantáneamente por los pequeños autoconsumidores, así como la guía de tramitación que conllevará una reducción en los procesos administrativos.


Por último, los representantes de Ingenia Solar Energy, Francisco Javier Fernández del Pino López y Miguel Ángel Sánchez Martínez, han expuesto supuestos prácticos de la rentabilidad que se obtiene con estas nuevas instalaciones.


El ejemplo
Dentro de los casos prácticos, ayer se puso sobre la mesa un ejemplo sobre las ventajas de apostar por la energía ‘verde’. Se trataría de una empresa con consumo de 410.687 kw/año, que necesitaría una instalación con una potencia de 100 kwp, con un coste de 85.000 euros y que supondrá un ahorro de 280.000 euros durante 25 años.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.