El Santander cerrará 18 oficinas en la provincia y recolocará a los despedidos

La mayoría de las sucursales se corresponden con las heredadas del antiguo Banco Popular

Oficina central  del Banco Santander en el Paseo, donde estaba el Hispanoamericano.
Oficina central del Banco Santander en el Paseo, donde estaba el Hispanoamericano.

El Banco Santander, que abrió sus puertas por primera vez en Almería en 1951 en la Plaza de San Sebastián, cerrará 18 oficinas en la provincia, dentro del ERE planteado para toda España que  prevé la clausura de 1.15o sucursales. 


Así se detalla en el informe que acaba de entregar el banco de Ana Patricia Botín a los sindicatos, en el que también se incluye el compromiso de la entidad financiera a recolocar al cien por cien de los empleados afectados por este ajuste, siempre que quieran seguir trabajando fuera del banco.


El Expediente de Regulación de Empleo  afecta al 12% de la plantilla del Grupo en España, que suponen 3.713 empleados, de ellos, unos 70 corresponderían a las oficinas de la provincia de Almería.


Se da la circunstancia de que el plan de cierre en Almería, 18, coincide con el número de oficinas que el Santander heredó  en 2017 tras quedarse con el Banco Popular.


Además de éstas, la entidad cuenta con 32 oficinas, resultantes también del ajuste realizado años atrás tras la absorción de las antiguas oficinas de Banesto.


En la reunión de la dirección del Santander con los sindicatos, se ha comprometido a no dejar sin una alternativa laboral a ninguno de sus trabajadores afectados. De hecho, el primer banco español por volumen de negocio ha contratado al Grupo Adecco para llevar a cabo estas recolocaciones en un tiempo medio de seis meses. 


Además del Santander, Caixabank, BBVA y Bankia también han anunciado cierre de sucursales.


 Almería ha pasado de ser una de las provincias más bancarizadas de España, a estar solo por encima de Huelva (277) en el mapa financiero andaluz. La crisis financiera tocó fondo en 2013 afectando entonces de lleno principalmente a las políticas de expansión de las cajas de ahorro, ahora convertidas en bancos. La provincia tiene ahora las mismas oficinas bancarias que tenía en 1985, 378. Es decir, 428 menos, según los datos del Boletín del Banco de España. Almería está entre las cinco provincias españolas que más oficinas ha cerrado en diez años.


 Ratio Las oficinas actuales dan servicio a 709.000 almerienses que pueblan la provincia (un ratio de una sucursal por cada 1.875 habitantes), mientras que hace 35 años con la población provincial de 415.000 habitantes, el ratio era de una oficina por cada 1.100 almerienses. 


La media española es ahora de una oficina por cada 1.694 habitantes, muy lejos aún de la Eurozona (una sucursal por cada 2.278 habitantes.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería