Veinticinco pioneros del Milagro agrícola

El acto más entrañable de la Feria Infoagro premia a los precursores de la comercialización

Los galardonados en la foto de familia en la tarde de ayer en el cierre de la tercera edición de Infoagro Exhibition.
Los galardonados en la foto de familia en la tarde de ayer en el cierre de la tercera edición de Infoagro Exhibition.

El niño Gabriel Barranco Fernández se iba con doce años con su padre a cortar juncos para sostener los tomates. Nunca fue a la escuela, tuvo que hacer la comunión con un traje prestado y estrenó sus primeros zapatos a los quince años. Hoy ese mismo Gabriel preside, junto a su esposa, Rosario Martín, Alhóndiga La Unión, la mayor empresa comercializadora del campo almeriense. Fue este veterano empresario ejidense uno de los protagonistas de ayer en la Infoagro, en el acto homenaje a los pioneros del invernadero urcitano, al que se sumaron 25 precursores de esa tierra bíblica de colonización a Poniente y Levante de la provincia.


El alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, presidió la entrega de galardones en un acto entrañable plagado de arrugas por el tiempo consumido en los bancales, de rostros gastados por años sembrando la simiente y recogiendo el fruto. “Toda esta gente de Almería, muchos de ellos, tenían que levantarse en esos principios a las tres de la mañana para poder regar la finca, porque todo estaba menos mecanizado”, rememoró Amat, en un salón de conferencias repleto de espectadores, en los últimos momentos de esta feria agrícola bienal que ha sabido remontar el vuelo atrayendo a empresas y agricultores.


Fue un acto entrañable, presentando y coordinado por Lydia Medero, que hizo que durante más de dos horas el personal no se moviera de sus asientos, escuchando como iban desgranando recuerdos los protagonistas a través de grabaciones que iban alternándose en la pantalla de plasma.


Adrián Martínez inauguró los testimonios recordando su pasado como vendedor de libros en Brasil. “Me llamaron para que volviera porque estaban entonces empezando los enarenado, para llegar a donde estamos ha habido que luchar mucho, somos la única profesión que compartimos riegos los vendedores y los compradores”. José Mullor Ortuño, fue recordado también como hijo de marchante de ganado oriundo, como tantos otros, del granadino municipio de Albuñol, y recogió el galardón su hijo Juan José Mullor. Recibieron también homenaje Luis Galdeano Cortés, Rogelio Vargas Fernández, Enrique Vargas y José Rivas Vargas.Otro momento emotivo fue cuando la hija de Juan del Águila Molina, recordó a su padre, el fundador de la caja rural de Almería, que fue el brazo financiero del invernadero almeriense y recordó que nació en una casa con fragua, en La Cañada de San Urbano, y cómo basó su vida en la cultura del esfuerzo.


Antonio Peregrín Mula, de Pulpí, de la quinta del 31, de Comercial Peregrín, tomó también la palabra y espigó la memoria: “Empezamos en un mostrador a vender alcaparras y almendres. En 1946 compramos la primera máquina de partir almendras y pasamos de pelas 1.500 kilos a 80 toneladas diarias”. Y rememoró la figura de su pariente, Antonio Peregrín Zurano, con almacenes en Almería, que vendía almendras y esparto a Inglaterra. “Después empezamos también a exportar alcaparras a Cuba, antes de que entrara Fidel Castro. Somos los máximos exportadores con plantación propia, con 1.200 hectáreas, inventé una máquina de pelas ajos, pero para mi desgracia lo la patenté. El Trasvase del Negratín nos dio la vida y opino que sin Europa no somos nada”. Luis Cañadas García fue otro de los pioneros del enarenado, oriundo de Adra, que fue protagonista en los inicios de Hortamar. Emilio Linares vendía de todo, desde colchones a bragas y bicicletas y después se metió en un almacén agrícola con el que fue progresando, “en unos años muy duros”. Otro impulsor de la agricultura en los escenarios internacionales fue Ramón Gómez Vivancos, que creó la primera Expo Agro en el Puerto de Almería en 1980. Lorenzo Belmonte es otro de los motores de la agricultura almeriense que recordó como negoció con la ministra Isabel Tocino la llegada del agua del Negratín, tras sus inicios como fotógrafo. “Me hice socio de Cecilio Peregrín que confió en mí para sus fincas de tomates cuando yo era solo un muchacho y después me asocié con él.


Otros de los premiados, algunos a título póstumo, fueron José Martín Almendros, José Cabrero García, José López Martínez, José Antonio Pomares, Juan Sánchez Romera, Luis García González, Manuel Lorenzo Espinosa, Francisco Amat Ayllón, Miguel Zapata, Juan Antonio Díaz Planelles y José García Callejón.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/20/economia/172511/veinticinco-pioneros-del-milagro-agricola

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería