Rafael García y Antonio Carranceja entran en el Consejo del banco de Cajamar

La dirección de la entidad someterá hoy a la Junta de Accionistas el relevo de dos miembros

Junta de accionistas  de uno de los últimos ejercicios del Banco de Crédito Cooperativo.
Junta de accionistas de uno de los últimos ejercicios del Banco de Crédito Cooperativo.

El Banco Cooperativo de Crédito (BCC), la entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar, someterá hoy a la consideración y aprobación de la Junta General de Accionistas la propuesta de nombramiento como nuevos consejeros de Rafael García Cruz y Antonio Carranceja, para ocupar las vacantes creadas el año pasado tras el fallecimiento del almeriense Francisco de Oña Navarro y la salida del Consejo del malagueño Antonio Luque, presidente de la cooperativa malagueña Dcoop, que no renovó en en cargo tras una trayectoria de 30 años en el Consejo de Cajamar, primero, y del Banco Cooperativo, después. Rafael Cruz, almeriense, es ingeniero técnico superior de Telecomunicaciones, que hasta ahora desempeñaba el puesto de director general corporativo de la entidad. Ha sido propuesto por Cajamar como consejero dominical (por su condición de accionista de la sociedad).


Por su parte, Antonio Carranceja, madrileño, es doctor en Ciencias Económica y Empresariales y hasta hace algo más de un año ha sido directivo de Société Générale, uno de los líderes franceses de la banca minorista, como director de Mercados para España y Portugal y miembro del Comité de Dirección en España. Ha sido propuesto como consejero independiente por el Consejo de Administración.


El Consejo dará cuenta a la Junta de Accionistas, a celebrar en el Paseo de la Castellana de Madrid,  de los resultados consolidados del Grupo Cajamar del ejercicio 2018.


Grupo Cooperativo Cajamar obtiene en 2018 un beneficio consolidado neto de 82,25 millones de euros, un 2,7% más que el ejercicio precedente, a lo que contribuye el incremento del margen de bruto recurrente en un 3,8% y la reducción de los gastos de personal y otros gastos generales de administración en un 6,1% y un 3,3%, respectivamente, lo que facilita un crecimiento del margen de explotación recurrente del 32,9%. La positiva evolución del margen de intereses, hasta los 568 millones de euros, con un aumento de 6,9%, se produce gracias al aumento de los ingresos financieros del 5,6% y a la reducción del coste de los recursos de balance del 11,2%.


La ratio de eficiencia registra una mejora de 2,2 puntos porcentuales, hasta el 60,63 %, a lo que contribuye el descenso de los gastos de explotación en un 7,83 % por la optimización de recursos de la red comercial, la transformación digital, el saneamiento de activos intangibles y el incremento del margen bruto recurrente en un 3,8 % hasta los 892 millones de euros.


La calidad del balance continua mejorando gracias a la bajada del activo irregular, destacando la reducción de los activos dudosos un 26,8 %.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería