Armadores obtienen compromiso del PP para que siga la pesca de arrastre

En abril se votará en el Parlamento Europeo una normativa que pone en jaque al sector

Representantes de armadores y cofradías en el encuentro mantenido ayer en la sede del PP en Madrid.
Representantes de armadores y cofradías en el encuentro mantenido ayer en la sede del PP en Madrid.

Representantes del sector pesquero almeriense, junto con los del resto del Mediterráneo español, consiguieron ayer que el eurodiputado europeos del PP, Carlos Iturgáiz, la vicesecretaria del Comité Ejecutivo de Agricultura y Pesca, se comprometieran votar en contra del nuevo Reglamento europeo para la pesca de arrastre en el Mediterráneo que puede acabar con el sector.


En el encuentro estuvieron presentes representantes de organizaciones pesqueras como Faape, Facope, Unacomar y Cepesca, a la que pertenece la Asociación de Armadores de Almería, Asopesca. Su gerente, José María Gallar, explicó ayer que “el resultado de nuestra reunión en Madrid ha sido productivo y esperamos obtener pronto también el compromiso de Ciudadanos”. El Reglamento, que se votará en el Parlamento el próximo mes de abril, ha recibido más de 200 enmiendas por la cantidad de elementos normativos que comprometen la continuidad del sector.


Gallart expresa que “es un reglamento que perjudica a los pescadores españoles, franceses y un poco a los italianos, exclusivamente, sin saber cómo funcionamos”. Los puntos más conflictivos son los de la reducción del esfuerzo pesquero planteada, un diez por ciento cada año, la obligación de pescar o al marisco o al pescado o la veda de cien metros, sin ningún estudio científico que lo avale”.


La pesca de arrastre, por tanto, que propicia sustento a más de 200 familias en la provincia de forma directa y a miles de forma indirecta, está en jaque: la Comisión Europea tiene en el horno un Plan de Gestión para acotar esta pesquería, la más rentable para el sector,  un arte con el que se captura la merluza, la gamba roja, la pescada, la brótola y el salmonete, entre otras especies. 

Entre marineros y armadores de los puertos almerienses afectados -Almería-Garrucha, Carboneras y Adra, principalmente- ha cundido la voz de alarma y se intenta hacer un frente común  para evitar que entre en vigor esta iniciativa europea para el Mar Mediterráneo, que, entre otras medidas plantea reducir casi a la mitad las horas de actividad y una nueva reducción de flota.


En la provincia faenan de lunes a viernes una flota de 42 barcos arrastreros que desembarcan cada día en los puertos un pescado y marisco fresco que abrillanta el prestigio de la hostelería local y que sirve como caja de resonancia para que acudan turistas, no solo a bañarse en las playas de esos pueblos del litoral, sino a degustar complementariamente la gastronomía marinera que proporciona.


 

más leídas

últimas de Economía

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.