Las subidas de petróleo y energía encarecen los costes de la agricultura

Sólo los costes financieros bajan, gracas a un Euríbor a la baja

Los datos los aporta el Análisis de Campaña de Cajamar
Los datos los aporta el Análisis de Campaña de Cajamar La Voz

El último informe sobre el sector hortofrutícola almeriense, elaborado por el Servicio de Estudios de Cajamar,e ha estimado un incremento del +1,1 % en los costes de explotación durante la campaña 2017/2018.


En el caso de los gastos corrientes, estos han crecido un 1,1 %, principalmente motivados por el cambio en la coyuntura de los costes relacionados con el petróleo y la energía. Los gastos de amortización se han visto también aumentados en un 0,9 por ciento.


Mano de obra
El análisis de la campaña indica que el coste de la mano de obra se ha mantenido estable con respecto a la anterior campaña, dado que para el cálculo se han tenido en cuenta la prórroga del acuerdo colectivo por segunda campaña consecutiva.


En cuanto al número de afiliaciones, estas siguen creciendo como consecuencia de la mayor demanda de trabajo causada por el incremento de la superficie invernada en el último año.


Analizando el número de trabajadores por cuenta ajena afiliados al régimen especial agrario de la Seguridad Social en la provincia de Almería, el crecimiento del empleo en la agricultura de la provincia fue del +1,1 por ciento con una media de 52.705 trabajadores a lo largo de los meses de campaña..


Las semillas
En cuanto a los costes de los insumos de mayor peso, se ha estimado un incremento del coste del material vegetal del +2,9  por ciento durante este periodo, rompiendo la tendencia a la contención de las anteriores dos campañas.


Sandía y tomate han sido los productos en los que se han registrados los mayores crecimientos de este coste, mientras que judía y berenjena son menos inflacionistas.


A pesar de la competencia que se registra en la provincia, o puede que precisamente por ella, los costes de esta partida suelen crecer cada año, pero en una situación de mercado de mucha innovación en la que cada ejercicio se ofrece nuevo material a los agricultores, lo que dificulta el cálculo incremental que llevamos a cabo.


Agua más cara
El importe de esta partida en la estructura de costes ha crecido un 3  por ciento en el ejercicio que abarca 2017 y 2018. “Probablemente, -indica el estudio de la caja rural almeriense- se deba al fuerte incremento del precio de la energía eléctrica el pasado ejercicio y al efecto en cascada que esto genera sobre multitud de costes de la agricultura.


No se trata solo del transporte, sino que se incrementan los costes de elevación y de desalación, cuya presencia se está incrementando en los últimos años, haciendo que el agua consumida finalmente en las instalaciones se encarezca con respecto a los datos que se registraron durante la campaña anterior.


Gasto creciente
El crecimiento esperado para esta partida y que finalmente no se produjo en la campaña anterior, ha tenido lugar en la de la última temporada. En el caso de los fertilizantes, este incremento se ha estimado en un ligero +0,4 por ciento, posiblemente a causa de la entrada al mercado de formulaciones de base biológica.


Los fitosanitarios químicos han registrado un mayor aumento, su precio unitario se ha recuperado un +1,6 por ciento, lo que aún es inferior al decrecimiento de la campaña anterior. El gran impulso a la partida lo ha generado el control biológico, que ha visto como a las estrategias de referencia se les han sumado nuevas especies tendentes a garantizar el asentamiento y buen funcionamiento de las poblaciones de insectos auxiliares.


La amortización del plástico aumentó un 0,9 %, en parte por el crecimiento del precio del barril de crudo. Sin embargo se espera que esta partida tienda a crecer de manera más intensa en los próximos años, por la evolución de dicho precio (el barril de Mar del Norte se encareció durante la campaña un 35,8 %).


Costes financieros
En el apartado de gastos corrientes, el único capítulo que ha registrado un descenso ha sido el de los costes financieros (-0,4 %), impulsado por los bajos tipos del Euribor durante la campaña.


Sin embargo, también aquí las previsiones son de cambio, puesto que el indicador está volviendo a crecer y se espera que se puedan registrar aumentos de los tipos de interés en los próximos años.

más leídas

últimas de Economía

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.