Almería verá crecer este año su producción de vino un 20%

Prevé superar los 2,5 millones de botellas y más del 70% se cosechará en la comarca de Laujar

Representantes  y técnicos de la organización de Asaja, junto a los promotores de Bodegas y Viñedos Laujar en una visita a los viñedos de la zona.
Representantes y técnicos de la organización de Asaja, junto a los promotores de Bodegas y Viñedos Laujar en una visita a los viñedos de la zona.

Tras unos años pésimos por la sequía y el granizo, las vides de la provincia recuperarán este año rendimiento. A punto ya de iniciarse la vendimia, en pleno proceso de maduración en la parte alta de la provincia, los racimos se advierten rollizos, con unos 150 gramos de peso medio, sobre todo en Laujar, el epicentro vitivinícola de la provincia, donde la recolección es más tardía que en otras zonas como la ribera del Andarax o Nacimiento.


La previsión que hace la organización Asaja para esta campaña son entre un 20% y un 30%  más de cosecha que la del pasado año. 

Según todos los indicios, la cosecha se presenta excelente tanto en calidad como en producción, debido a las lluvias caídas durante la pasada primavera que ha facilitado la maduración de las cepas. 


Las suaves temperaturas veraniegas y las bajadas térmicas en las noches han propiciado que la maduración se produzca de forma lenta, mejorando así los rendimientos y la calidad de la uva hasta finales de octubre que finalizará la vendimia.


“La recolección ha vuelto a las fechas habituales en la zona de Laujar, tras años en que se estaba adelantando debido al excesivo calor”, señala la enóloga Virginia Bosquet.

Pascual Soler, presidente de Asaja, valora también “el hecho de que la climatología haya favorecido el desarrollo de la uva en la provincia”.


La comarca de Laujar y La Alpujarra aglutina más del 70% del vino -1.100 hectáreas cultivadas- que se produce en la provincia. Una de las problematicas que sobrevuelan al sector vitivinícolas almeriense es el de las autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo que se encuentran bajo un estricto régimen de control y autorización, que tiene como objetivo limitar y controlar la producción  y establecer un mayor ordenamiento del sector. 


Los propios productores y bodegueros reconocen que cada año el cupo existente no permite atender toda la demanda.


La diputada Provincial de Agricultura, María del Mar López, ha señalado la importancia que tiene el vino dentro del amplio abanico gastronómico que tiene la provincia sobre todo ahora que estamos trabajando por conseguir ser capital gastronómica y “donde nuestros vinos juegan un papel fundamental ya que son parte importante de nuestra cultura y nuestra gastronomía, son uno de nuestros productos más consumidos de forma interna, por eso nos complace mucho tener a  una parte importante de nuestras bodegas dentro de la marca ‘Sabores Almería’, con la que apoyamos a nuestro sector agroalimentario y es un placer conocer que seguiremos contando un año más con unos excelentes caldos”, afirmó. 


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.